MATERIAL SOBRE EL ALZAMIENTO DE PASCUA DE 1916


"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


domingo, 26 de junio de 2016

Antoine Griezmann da la victoria a la selección francesa frente a la selección de Irlanda

Desde LaVanguardia.com, desarrollan la información de la siguiente manera; Antoine Griezmann sacó a Francia de su pesadilla irlandesa en tres minutos de locura al principio de la segunda parte con dos goles que mostraron todo el talento que atesora el delantero galo, siempre dispuesto a desequilibrar un partido. Un remate de cabeza a centro de Sagna y un disparo raso frente al portero irlandés tras una asistencia de cabeza de Giroud bastaron para que el país anfitrión diera un enorme suspiro de alivio ante la amenaza de una eliminación prematura.

Francia mostró dos caras diferentes. Cuando apostó por el músculo en la primera parte fue un equipo ineficaz en ataque y dubitativo en defensa. Cuando puso más talento en el medio campo con la entrada de Coman tras el descanso fue el equipo al que todas las selecciones temen en un cruce. Pudo acabar goleando pero Gignac demostró que no es nueve para sacar las castañas del fuego cuando su seleccionador recurre a él. El fantasma de Benzema planeó por Lyon durante 57 minutos hasta que Griezmann surgió para devolverlo de nuevo al baúl de los recuerdos.

Irlanda se descompuso en el peor momento, después de dominar al equipo de Deschamps durante la primera parte con una férrea defensa y buen criterio en las contadas ocasiones que se aventuraba a salir al ataque, siempre por las bandas. Los irlandeses hicieron gala de un buena solidez defensiva después de encontrarse con un penalti a favor al minuto de iniciarse el partido transformado por Brady. Aún resonaban los himnos en el estadio cuando una rápida contra de los irlandeses acabó en pena máxima después de que Long se arrimara al grandullón Pogba lo suficiente para ser derribado en cuanto se produjo el contacto.

Francia se encontró con un escenario inesperado y reaccionó con prisas, como si quedaran solo cinco minutos por delante en lugar de 89. Los irlandeses se encerraron bien atrás con el marcador a su favor ante un rival atenazado por los nervios que olvidó la elaboración para precipitarse sobre el área rival. Payet y Griezmann lanzaban cualquier balón que les llegaba a los pies pero el esférico siempre rebotaba contra la maraña de piernas irlandesas.
Los isleños aprovechaban el desbarajuste del centro del campo galo para salir con rapidez y, a diferencia de su rival, creaban peligro cada vez que merodeaban el área francesa. Lloris evitó el segundo gol irlandés en un remate de Murphy a los 20 minutos y Duffy puso nuevamente a prueba al meta francés a poco del descanso, al que los franceses llegaron pidiendo una ducha fría para aclarar sus ideas.

Coman cambia la dinámica del partido
 
Didier Deschamps decidió poner tras al descanso a Coman en lugar de Kanté y a Francia le cambió la cara. El mediocentro del Bayern puso más criterio en la zona de elaboración y dio una marcha más rápida a la movilidad del balón hacia las bandas. Después de muchos minutos, los franceses sabían a qué querían jugar y cual debía ser el camino para darle la vuelta al partido.

Koscielny dio el primer aviso en una falta servida por Payet a la que no llegó por poco después de que Pogba peinara el balón para dejarlo completamente solo en el segundo palo.

Griezmann apareció cuando se le esperaba para marcar dos goles en tres minutos y, de pasada, provocar la expulsión de Duffy por un derribo en el borde del área cuando se iba solo a portería tras una nueva asistencia de Giroud. Todo ello en ocho minutos en los que Francia recobró su condición de favorita.

No hay comentarios: