MATERIAL SOBRE EL ALZAMIENTO DE PASCUA DE 1916


"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


martes, 3 de enero de 2017

Mensaje de Año Nuevo del IRSP

Mensaje de Año Nuevo del IRSP a nuestros miembros y partidarios

El Partido Socialista Republicano Irlandés desea expresar su más sincera gratitud a nuestros miembros y seguidores por su sacrificio y compromiso continuo. El activismo desinteresado que se ha llevado a cabo, en una amplia gama de temas durante el último año, es testimonio de la cultura continua y de los principios de la resistencia encarnada dentro del socialismo republicano.

Enviamos nuestra más cálida solidaridad a todos los presos políticos republicanos y a sus familias. Lamentamos el paso (la muerte) de compañeros que han dado un servicio de por vida a la lucha de la clase obrera y damos la bienvenida a los nuevos compañeros con los brazos abiertos.

Como era previsible, la confianza en Stormont se está desvaneciendo a medida que sus instituciones pasan de un fiasco embarazoso a otro. Atormentado por la inacción y el escándalo, ahora está más claro que nunca que Stormont existe únicamente para normalizar la ocupación británica de esta isla utilizando y fomentando la separación continua de la clase obrera irlandesa a lo largo de líneas sectarias. No se han hecho intentos serios para combatir el sectarismo en el Norte, sólo gestos simbólicos y retórica vacía.

Mientras que Stormont y Leinster House continúan fallando al pueblo, sus ataques incansables y sistemáticos contra la clase obrera; La administración de los llamados programas de austeridad en nombre de la élite de la banca mundial, no muestran señales de detenerse.

2016 vio una renovación del compromiso del estado en; los recortes en la educación, la salud, el transporte público, los proyectos de infraestructura, la vivienda y a las artes, se vió una preocupación sin precedentes hacia las corporaciones, la reducción de la inversión en manufactura, la destrucción de los sectores comunitarios y de voluntariado, la victimización de los desempleados, el despilfarro de nuestros recursos nacionales. Todos estos ejemplos nos proporcionan la prueba (si fuera necesario) de que ni Stormont ni Leinster House fueron diseñados para trabajar en interés de la clase obrera irlandesa, y como tal, no merecen la lealtad de la clase obrera.

Los miembros del IRSP sufrieron ataques deliberados y no provocados desde las alas armadas de ambos estados particionarios en 2016, y no pequeños por parte de los bandoleros paramilitares del PSNI que actuaron siguiendo instrucciones claras de la inteligencia militar británica. Saludamos a nuestros activistas y a sus familias que permanecen fieles y desafiantes frente a tal provocación, y reiterando el rechazo a aceptar cualquier manifestación camuflada de las fuerzas de la Corona en Irlanda.

Nuestra continua negativa a aceptar la agenda antirrepublicana y contra la clase obrera del Acuerdo del Viernes Santo, así como los numerosos "nuevos comienzos" que han sido generados en su nombre, nos han convertido en un blanco de un régimen que no puede permitirse tolerar hombres y mujeres con principios, en las calles. En el espíritu del fundador de nuestro movimiento, repetimos las palabras de James Connolly: "Os desafiamos, haced lo peor".

A medida que la crisis internacional en el capitalismo se profundizó en 2016, innegablemente dio lugar a ideas de nacionalismo jingoísta, populismo, racismo y tendencias fascistas. Es nuestro deber eterno permanecer vigilantes y listos para tomar la acción directa contra ideologías peligrosas, dondequiera que sus defensores traten de organizarse. El movimiento antifascista más amplio en Irlanda necesita y está seguro de nuestro pleno apoyo. Los republicanos y socialistas irlandeses tienen una orgullosa historia de combate físico contra el fascismo en las calles, no debemos olvidarlo en el futuro.

A medida que continuamos estando hombro con hombro con los trabajadores en sus luchas cotidianas, declaramos nuestro deseo de fomentar y construir el respeto mutuo con otros compañeros preparados para lo necesario para crear un verdadero progreso que nos permita luchar mejor contra el imperialismo e implementar eficazmente el socialismo.

Se necesita más cooperación en el próximo año. Un frente amplio y diverso de organizaciones antiimperialistas, el modelo necesario para combatir la injerencia extranjera en los asuntos del pueblo irlandés no puede realizarse sin escuchar a los demás y entablar un diálogo honesto.

Los próximos doce meses traerán muchos desafíos a los socialistas republicanos. Si bien siempre hemos sido un objetivo para los enemigos de la clase obrera irlandesa, reconocemos el marcado cambio en la agresión estatal hacia aquellos de nosotros que no se ajustan a la normalización de la ocupación económica y física de nuestra isla.

Sin embargo, seguimos comprometidos con la posición política de principios que afirma que "no hay camino parlamentario hacia el socialismo en Irlanda. El socialismo no puede ser creado con la toma del aparato estatal burgués, debe ser aplastado". El establecimiento de una república revolucionaria a través de la actividad política revolucionaria sigue siendo nuestro objetivo.

No hay comentarios: