"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


sábado, 21 de enero de 2017

El Óglaigh na hÉireann reivindica la colocación de un artefacto en Belfast

Los republicanos del Óglaigh na hÉireann se han adjudicado la responsabilidad de una bomba dejada en el área de Brians Well Road de Poleglass en el oeste de Belfast el fin de semana pasado.

La policía pasó dos días localizando y desactivando el artefacto explosivo después de un comunicado el sábado que avisaba de la colocación de un artefacto en la zona.

La bomba, se entiende que es de un ''nuevo'' tipo no utilizado anteriormente en
el Norte. Se piensa que esa composición inusual de la bomba puede haber contribuido a la demora en desactivar la bomba (aparte de la tardanza general para lidiar con artefactos en zonas republicanas).

Utilizando una palabra de código reconocida el Óglaigh na hÉireann (coloquialmente conocido como ONH) afirmó que eran responsables y confirmaron que la policía era el objetivo del dispositivo diciendo que había sido destinado a una "patrulla móvil".

Se cree que el grupo puede haber estado monitoreando los movimientos de la policía en la zona durante algún tiempo antes del intento, que fue condenado por representantes políticos locales.

Mientras que el Óglaigh nahÉireann ha estado detrás de varios disparos de castigo en los últimos 12 meses, el último artefacto explosivo reclamado por el grupo fue en Dungiven, Condado de LondonDerry en noviembre de 2015.

En ese momento, la organización dijo que la bomba de carretera estaba destinada a miembros del ejército británico que habían estado realizando ejercicios de entrenamiento en la zona.

En octubre de 2014, el mismo grupo fue responsable del intento de asesinato de agentes de policía en Ardoyne, en el norte de Belfast, después de que un dispositivo con 3 libras de explosivos fuese arrojado contra una patrulla que pasaba.