"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

viernes, 13 de julio de 2018

Se recrudece la violencia en Derry tras el paso de un desfile orangista por la ciudad

Un desfile sectario a través del centro de Derry dejo ver los primeros problemas, con un lealista detenido al enfrentarse con varias decenas de personas de la comunidad nacionalista, que estaban viendo el transcurso de la marcha. Se tocaron algunas canciones sectarias por diversas bandas y la tensión se hizo palpable.





Este año no había protesta organizada (en los últimos años la tensión en las marchas en Derry ha sido muy reducida) y el desfile contó con la aquiescencia de dos partidos nacionalistas principales, Sinn Féin y SDLP. Sin embargo, hubo enojo cuando algunos residentes locales fueron apartados de la ruta del desfile y mantenidos acorralados detrás de las barricadas de la policía.

Ya entrada la noche, la sexta jornada consecutiva de incidentes, se torno en una sucesión de fuertes disturbios en la ciudad cuando jóvenes lanzaron bombas de gasolina y el PSNI respondió con balas de plástico, un material potencialmente letal y de funesto recuerdo en los Seis Condados ocupados. 



Al menos dos adolescentes resultaron heridos por los proyectiles policiales
, incluido uno que recibió un golpe en la garganta y tuvo que ser llevado de urgencia al hospital.

En mitad de la noche, un flujo creciente de incidentes vio más y más bombas de gasolina lanzadas contra las dotaciones del PSNI. Se informó que había una importante cantidad de gente a diferencia de jornadas anteriores que eran pocos los involucrados en los altercados. Esto dio paso a sendas barricadas incendiarias en el paso elevado de Lecky Road y en la calle Fahan.

El PSNI contó un total de 74 bombas de gasolina arrojadas, aunque pocas alcanzaron sus objetivos. En un incidente sumamente desagradable, que ha recibido una reprobación generalizada, un joven arrojó un cóctel molotov contra una furgoneta civil que pasaba por un paso de cebra, en un intento de que parara e incendiar el vehículo. El artefacto rebotó en el cristal (en Irlanda el conductor va en ese lado) y afortunadamente el conductor pudo continuar la marcha sin problemas para él ni para los coches que iban detrás. 


 

El PSNI también dijo que había disparado cuatro "pelotas de goma" y acusó a los republicanos de utilizar la cobertura de los jóvenes para organizar ataques. Afirmó igualmente que se les arrojaron dos "artefactos explosivos" en un "intento de asesinato de oficiales de policía".

Elisha McCallion de Sinn Féin dijo que "elementos siniestros" estaban estimulando la violencia. La gente en el Bogside tenía miedo por sus vidas anoche", dijo. "Esto ha ido más allá de los disturbios recreativos...".

No hay comentarios: