"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

lunes, 2 de julio de 2018

El caso de Margaret Perry y los tres de Portadown (P.IRA)

Las fuerzas de seguridad británicas en los Seis Condados ocupados recuperaron el 2 de julio de 1992 los cuerpos desnudos de tres hombres del IRA Provisional que recibieron disparos tras ser acusados ​​de trabajar para la inteligencia británica o ser informantes de la RUC.

Los tres, cuyos cuerpos encapuchados fueron descubiertos en lugares separados aislados en el sur de Armagh, también fueron acusados ​​en una declaración detallada del IRA de asesinar a una mujer, la novia de uno de ellos, porque estaba a punto de exponer sus vínculos con el MI5 y la RUC.


Un sacerdote llamado a administrar los últimos ritos a uno de los tres dijo que el cuerpo estaba cubierto de marcas, con sangre en las manos y el cuello, lo que sugiere que pudo haber sido torturado.

El IRA dijo que habían 'confesado' sobre su trabajo para los servicios de seguridad. La RUC, de acuerdo con su política, se negó a comentar nada.

El IRA nombró a los tres como Aidan Starrs, John Dignam y Gregory Burns, conocidos republicanos que vivían cerca uno del otro en Portadown, Condado de Armagh, de donde habían desaparecido hacía varios días. Starrs, de 29 años, fue encarcelado durante ocho años por posesión de explosivos en 1983, y Dignam, de 32 años, sentenciado a 12 años en 1980 por causar una explosión, posesión de un arma de fuego y provocar heridas.


Gregory Burns
Aidan Starrs
John Dignam


Burns, de 33 años, no tenía condenas, pero su hermano, Sean, fue un miembro del IRA muerto a tiros por la policía cerca de Lurgan, Condado de Armagh, en 1982. El IRA dijo que la víctima había suministrado información a los servicios de seguridad sobre su hermano.

Los cuerpos, disparados en la cabeza, fueron descubiertos a última hora de la noche, arrojados a 10 millas uno del otro, junto a caminos aislados cerca de Crossmaglen, Bessbrook y Newtown Hamilton.

Los tres habían sido asesinados tras admitir que trabajaban para los servicios de seguridad: Burns para el MI5 y los otros para la policía, dijo el IRA.

Agregaron que fueron responsables del "brutal asesinato" de Margaret Perry, de 26 años, la novia de Burns, que desapareció de su casa un año antes y fue encontrada, poco días antes de la muerte de los tres miembros del IRA, enterrada en una fosa poco profunda al otro lado de la frontera en el condado de Sligo. Su cuerpo fue identificado formalmente por su madre, Mary.

Burns fue reclutado por el MI5 en 1979 y pagado para suministrar información política sobre Sinn Féin y para infiltrarse en los Comités H Blocks en ese momento, según la declaración del IRA. Su controlador, cuyo nombre en clave era Frank, más tarde lo envió a vivir a Amsterdam para infiltrarse en la comunidad irlandesa de allí.

A su regreso en 1984, los Provisionales dicen que reanudó su acopio de 'inteligencia' por la que le pagaban 220 libras al mes. En 1987 se instó a Burns a espiar a la brigada del P.IRA en North Armagh, a través de Aidan Starrs. El IRA dijo que Burns estaba bien entrenado, tanto en la acumulación de detalles de armas como en la creación de artefactos innovadores para armas del IRA, y que terminó como intendente para el área de Portadown.

En 1989, Starrs y Dignew, según el IRA, sabían que Burns estaba trabajando para el MI5, y los tres se involucraron en la extorsión y el crimen organizado. Al año siguiente, el IRA afirma que fueron suspendidos mientras se investigaban las denuncias de corrupción. El IRA sostiene que Burns temía el año anterior a su ejecuciónm que su novia Margaret Perry, lo expondría y, trazó un plan de asesinato con Starrs, en el que fue atraída a Sligo y estrangulada y golpeada hasta la muerte con una pala. Starrs creía que había dejado demasiadas pistas, y, según el IRA, regresó con Dignam a la escena del crimen.

Semanas más tarde Dignam fue arrestado por la policía y habló sobre el asesinato, pero se le concedió la inmunidad por haberse convertido en informante de la RUC. Starrs también fue arrestado y confrontado con la historia de Dignam, y él también recibió inmunidad y fue reclutado como informante.

El caso de Margaret Perry
Margaret Perry era una joven de 26 años de Portadown, Condado de Armagh, fue secuestrada el 21 de junio de 1991. Después de un aviso del P.IRA, su cuerpo fue encontrado enterrado al otro lado de la frontera artificial impuesta en un campo en Mullaghmore, Condado de Sligo, el 30 de junio de 1992. Había sido golpeada hasta la muerte.

Margaret Perry era una funcionaria civil que trabajaba en Formación y Empleo en Lisburn. Católica, vivía con su madre viuda, Mary, en Churchill Park, Portadown. Desapareció el 21 de junio de 1991, después de que cruzó la frontera artificial impuesta con los 26 Condados para visitar a su novio, Gregory Burns, quien estaba hospitalizado en Monaghan. Un año después, el 30 de junio de 1992, actuando sobre un aviso del IRA a través de un sacerdote local, la Garda encontró su cuerpo no lejos de Mullaghmore. Ella había sido estrangulada y golpeada hasta la muerte con una pala, y luego enterrada en una tumba poco profunda en un bosque no muy lejos de la antigua propiedad del difunto Lord Mountbatten.

En junio de 1992, poco después de la recuperación del cuerpo de Perry, el P.IRA admitió su responsabilidad en el asesinato de tres hombres, cuyos cuerpos fueron encontrados en diferentes carreteras del condado de Armagh. El IRA afirmó que los hombres, todos miembros del P.IRA, eran agentes encubiertos del MI5 y de la Subdivisión Especial de la RUC. El IRA los había interrogado y ejecutado, dejando sus cuerpos desnudos y encapuchados en zanjas. Los cuerpos mostraban evidencias de tortura y cada uno tenía una sola herida de bala en la parte posterior de la cabeza. Eran Gregory Burns (de 33 años), John Dignam (de 32 años) y Aidan Starrs (de 29 años), todos nativos de Portadown.

El IRA declaró que eran culpables del secuestro y asesinato de Perry. Afirmaron que Burns había tenido una aventura con Perry. El IRA afirmó que ella amenazó con exponer los enlaces con la inteligencia británica del grupo, por lo que los hombres la secuestraron y asesinaron. Como los cuerpos podrían haber sido conectados con explosivos, se dejaron en su lugar durante la noche.

Los asesinatos fueron los primeros en ocurrir durante un lapso de ocho semanas en el Norte, ya que ocurrieron durante las conversaciones de paz.

Más tarde, a través de un artículo en el periódico republicano An Phoblacht, se explicaba como Dignam había sido detenido por la RUC por la desaparición de Perry en el verano de 1991. Durante el interrogatorio, se afirmó que confesó su asesinato e implicó a los otros dos hombres también. El periódico afirmó que en lugar de arrestar a los tres hombres, fueron reclutados como informantes de la Unidad de Investigación, y que el hombre a cargo de sus interrogatorios y ejecuciones fue Freddie Scappaticci, que posteriormente se supo que era otro agente de la FRU que se había infiltrado en el IRA. Unidad de seguridad interna.

El periódico también afirmó que Gregory Burns había sido agente pagado del MI5 desde los últimos 13 años, desde que lo reclutaron en Enniskillen. Se alegó que había sido asistente de Owen Carron, trabajador electoral de Bobby Sands, y que Gregory Burns había facilitado información para el asesinato de su propio hermano, Sean, en 1982, en una de las controvertidas operaciones de "disparar a matar" de la década de 1980.

Se alegó que Burns había contribuido a frustrar muchas operaciones del P.IRA en el Norte. Según el informe del periódico, quería romper con Perry, su novia en ese momento, pero temía que revelara que él le había dicho que estaba trabajando para la inteligencia británica. Burns consultó a sus manejadores, quienes acordaron que él, Dignam y Starrs deberían salir antes de que fueran descubiertos. Pero el jefe de la FRU, el brigadier Gordon Kerr, se negó y le dijo a Burns que aclarase su desorden personal. Burns respondió que si él y sus camaradas no eran sacados por la FRU, ciertamente tendrían que matar a Perry.

Burns viajó a Sligo para someterse a una operación menor en un brazo en junio de 1991. El 21 de junio, Dignam y Starrs llevaron a Perry a Sligo, aparentemente para ver a Burns, pero fuera de Mullaghmore la estrangularon y la golpearon hasta matarla con una pala, enterrándola en un lugar poco profundo.

Las acusaciones contra los tres en An Phoblacht fueron negadas por sus familiares y seguidores. El padre de Burns, Jim Burns, declaró que no creía que Gregory tuviera algo que ver con la muerte de su propio hermano en 1982.

No hay comentarios: