"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

jueves, 12 de julio de 2018

Dos arrestados después de publicaciones en redes sociales encapuchados y armados al paso de un desfile orangista

Dos personas fueron arrestadas en Randalstown, Condado de Antrim, por la policía que investigaba publicaciones en redes sociales. Un hombre de 35 años y una mujer de 53 años han sido detenidos bajo sospecha de una serie de delitos.



 
También se localizaron varios objetos sospechosos durante los registros de una casa en el área de Station Road, que ha sido acordonada. La policía dijo que el camino había sido cerrado para permitir a los oficiales técnicos del ejército británico examinar completamente los artículos.

Sin duda el uso sistemático de las redes sociales da lugar a este tipo de cosas, y es que es difícil de entender la necesidad de alguna gente de exponer publicamente comportamientos que pueden ir en su propia contra (con más motivo desde tu propia casa, coche, o lugar de trabajo).

Ponemos dos vídeos, el de arriba que es el que ha dado lugar a las detenciones y el de abajo, cuyo protagonista es algo más kamikaze, en el que se ve a una persona que se mofa de un desfile orangista y lanza consignas de apoyo al P.IRA.




Es evidente que ambos se han viralizado, y sobre todo están teniendo mucha difusión entre lealistas. Lo dicho, hay que empezar a asumir que las redes sociales tienen una capacidad de difusión muy interesante, pero que se deben usar con inteligencia, para difundir ideas, para concienciar y difundir un mensaje, para el simple ocio o para interactuar sobre contenidos de interés, pero nunca para dar razones al victimismo orangista, para colocarse una diana en la cabeza o para hacer público un hecho que vaya en detrimento de uno mismo.


Dicho lo cual, que cada uno ponga lo que quiera, pero luego que sepa a que atenerse ... ¡que el riesgo valga la pena!.

No hay comentarios: