MATERIAL SOBRE EL ALZAMIENTO DE PASCUA DE 1916


"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


jueves, 23 de marzo de 2017

Masiva respuesta en el funeral de Martin McGuinness

Nos vamos a apoyar en la crónica de Naiz -sin editar- para desarrollar los sucesos en torno al funeral de Martin McGuinness, y acompañaremos a la crónica una serie de imágenes del mismo.

Miles de personas han participado en el funeral celebrado en Derry en memoria del exdirigente irlandés Martin McGuinness, a quien han querido despedir tanto aliados como políticos rivales. McGuinness falleció el martes a los 66 años, como consecuencia de una enfermedad cardiaca que ya le había obligado a retirarse de la primera línea política a principios de año.

Entre quienes han portado su féretro, cubierto con la bandera tricolor irlandesa, figuraba el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams. La delegación vasca, encabezada por Arnaldo Otegi y Urko Aiartza, también ha portado el féretro.

La ministra principal en funciones del norte de Irlanda, Arlene Foster, también ha acudido al funeral: «Después de trabajar con Martin McGuinness durante casi una década, quiero mostrar mis respetos a su familia», ha explicado Foster, quien ha aplaudido el «papel central» de McGuinness para «alejar a los republicanos de la bomba y la bala».

Al funeral han acudido el primer ministro de la República de Irlanda, Enda Kenny, y el presidente Michael D. Higgins, así como el expresidente de EEUU Bill Clinton. Bajo su mandato se firmaron en 1998 los Acuerdos de Viernes Santo. «Si queréis continuar su legado, terminad el trabajo que empezó», ha instado Clinton a los asistentes.

El religioso Michael Canny, amigo personal de McGuinness, ha destacado que el funeral ha reunido a personas «cuya presencia habría sido impensable hace sólo una generación». En este sentido, ha subrayado que la mera presencia de «rivales políticos» es ya un «testimonio elocuente» de la memoria del exdirigente del IRA.

Miles de personas han seguido a la comitiva fúnebre por las calles del barrio católico del Bogside, escenario del «Domingo Sangriento» en 1972, en el que soldados británicos abrieron fuego contra una manifestación y acabaron con la vida de 14 civiles.













No hay comentarios: