"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


martes, 13 de diciembre de 2016

Persiste la polémica en torno a Gerry Adams y el caso de Brian Stack

Gerry Adams, rechazó las críticas de por qué no revela más información sobre el asesinato de un oficial de prisiones de  Portlaoise, Brian Stack.

Doug Beattie, del UUP, ha calificado de "perversos" los comentarios de Adams de que su negativa a nombrar a las figuras del IRA era similar a los periodistas que se negaban a revelar sus fuentes.

Stack, jefe de prisiones de la prisión de Portlaoise, recibió un disparo en el cuello cuando dejó un combate de boxeo en 1983. Quedó paralizado y murió 18 meses después.

El jueves, el hijo de Brian Stack, Austin se enfrentó a Adams durante una conferencia de prensa de Sinn Féin y lo acusó de mentir en la Dáil.

Dijo que Adams debería dar a la policía el nombre de un republicano de alto nivel con conocimiento del asesinato de su padre que se reunió con el líder de Sinn Féin, Stack y su hermano Oliver.

Stack le dijo a Adams que sería una desgracia absoluta si no lo hacía.

El domingo, Beattie del UUP dijo: "Hay algo intrínsecamente perverso acerca de un líder político que dice que protege la identidad de una fuente de la misma manera que los medios de comunicación protegen la identidad de las fuentes. La única diferencia es que, por supuesto, Gerry Adams se refiere a un asesinato, y es un representante electo y el líder de un partido político - Sinn Féin".

De otro lado, la polémica se agrava después de que el Irish Independent reveló cómo Adams incluyó los nombres de tres políticos en servicio en un correo electrónico al Comisionado de la Garda, Nóirín O'Sullivan.

Uno de los políticos, que es un nombre muy conocido, dijo al Irish Independent la noche pasada que no tenía ningún papel en el asesinato de Brian Stack y que Adams nunca lo consultó antes de nombrarlo en el correo electrónico.

El político dijo que buscaría respuestas de Adams tan pronto como regresara de Cuba, donde estaba por el funeral del fallecido Fidel Castro.

Un cuarto hombre, también nombrado en el correo electrónico, era un antiguo líder del P.IRA.

La revelación de que Adams envió los nombres de los políticos al comisionado tres días antes de las elecciones generales ha sorprendido a la Dáil (y ha sido usado por sus adversarios, una vez más).

Durante las "Preguntas a los Líderes", el líder de Fianna Fáil Micheál Martin describió el asesinato de Stack como "un asesinato a sangre fría" de "un oficial leal, diligente y comprometido de este Estado".

Le pidió al Taoiseach Enda Kenny que se reuniera con Adams "para ponerle en la necesidad de cooperar plenamente con cualquier investigación".

Respondiendo a Martin, Kenny exigió que Sinn Féin limpie el asesinato de Brian Stack, diciendo que la familia del fallecido "merece saber la verdad".

El ministro de Relaciones Exteriores, Charlie Flanagan, fue mucho más lejos, diciendo que ahora espera que la investigación de la Garda sea "intensificada" después de la decisión de Adams de proporcionar los nombres a la Sra. O'Sullivan.

Describiendo el asesinato como "brutal y odioso", Flanagan llamó a cualquier miembro de la Dáil con información a presentarla.

Dijo que el asesinato, en marzo de 1983, dejó cicatrices en la comunidad de Portlaoise, donde trabajó Stack. El hijo de Stack, Austin, ha insistido en que nunca dio ninguno de los nombres de los cuatro individuos a Adams durante sus varias reuniones en 2013.

Sin embargo, en una declaración, Adams insistió en que los nombres transmitidos al comisionado le fueron proporcionados por Austin Stack.

"Pasé los nombres al comisario de la Garda, dejando en claro que no tengo información sobre la muerte de Brian Stack", dijo Adams en La Habana.

"La Garda es el único cuerpo que puede investigar este asunto y estoy dispuesto a cooperar con ellos en esto".

Éoin Ó Broin (SF), que describió el asesinato como "incorrecto", acusó a Martin de intentar "marcarse puntos políticos".