"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


jueves, 9 de febrero de 2017

"Yo era una especie de torturador", dice un ex coronel británico

Un parlamentario británico dijo que la tortura a veces puede ser "justificada" y ser un método de interrogatorio.

El ex oficial del ejército Bob Stewart, que es miembro de los Tories (conservadores) del Parlamento británico, dijo que era "una especie de torturador" cuando estuvo en el Norte de Irlanda durante los Troubles.

Stewart hizo estas declaraciones tras las del presidente estadounidense Donald Trump en su primera entrevista para indicar su apoyo a la técnica de tortura conocida como el "submarino".

Trump está preparando un pedido de revisión de los métodos de interrogatorio y la posible reapertura de cárceles secretas fuera de los Estados Unidos.

El ex coronel del ejército dijo que está en oposición al ''submarino'' pero las técnicas tales como la privación de alimentos y de sueño pueden, según él, considerarse aceptables en algunas situaciones.

"No nos gusta la tortura", dijo a Emma Barrett en la BBC 5 Live. "A nadie le gusta la tortura. . . Pero el hecho es que a veces funciona y a veces puede estar justificada. No estoy de acuerdo con la técnica de ahogamiento simulado, pero un poco de persuasión puede justificarse, por ejemplo, si alguien tiene información sobre dónde podría explotar un dispositivo nuclear en Londres. Esto es lo que quiero decir para justificar un determinado tratamiento. Si una gran cantidad de personas, o incluso sólo uno, va a ser asesinado, usted tiene que pensar muy cuidadosamente acerca de dónde poner presión sobre la gente para conseguir la información que le permita salvar vidas."

Cuando se le preguntó qué técnicas de tortura son posibles en esas situaciones, Bob Stewart respondió: "La falta de sueño. La falta de alimentos ... Cosas por el estilo ".

Finalmente dijo a la BBC 5 Live. "Técnicamente, si miramos con los ojos de hoy, yo era una especie de torturador. Entonces fue sin duda aceptable. Ahora ya no es aceptado y se define como tortura".