"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

martes, 29 de marzo de 2016

Inauguración oficial de los actos del centenario en Dublin

Desde sputniknews desarrollan la información de la siguiente manera;

El presidente de la República de Irlanda, Michael D Higgins, encabezó este sábado la inauguración de los actos oficiales del centenario del Alzamiento de Pascua, la revuelta republicana contra el poder inglés que condujo a la emancipación nacional.


El poeta y Jefe del Estado recordó a todos los héroes, célebres y anónimos, en una ceremonia en el Jardín de la Memoria de Dublín, donde depositó una corona de flores.

Familiares de los aproximados 1.200 voluntarios que tomaron armas en defensa de la secesión del Imperio Británico y por un gobierno republicano estuvieron presentes en el evento.

El lunes de Pascua de 1916, en la entrada de la central de Correos de Dublín, Padraig Pearson, maestro y poeta, proclamó el gobierno provisional de la República de Irlanda como una “alianza de todos los irlandeses e irlandesas…que garantiza la libertad religiosa y civil, igualdad de derechos e igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos”.

Los siete signatarios del ahora histórico documento y otros ocho líderes del Alzamiento fueron fusilados o ahorcados en una opresión de la revuelta que les convirtió en mártires de la patria.

Los ideales de la Proclamación no se han alcanzado por completo y el electorado acaba de expresar en las urnas su ira y frustración con los herederos políticos de los rebeldes del siglo pasado.

Irlanda está sin gobierno electo desde las generales del mes pasado, con el primer ministro en funciones, Enda Kenny, del partido Fine Gael, liderando negociaciones en busca de alianzas políticas puntuales o estables a medio plazo.

Casualmente sus más cercanos rivales en el nacionalismo constitucional, Fianna Fail, son los mejor posicionados- y aritméticamente los únicos posible-  para formar una coalición cuando el parlamento o Dáil vuelva a reunirse el 7 de abril.

Ambas formaciones nacieron del mismo tronco revolucionario que estalló en las calles de Dublín hace un siglo y se partieron en dos ramas antagónicas en la Guerra Civil desatada a consecuencia del Acuerdo con Londres de 1921.

Un pacto de gobierno entre los viejos enemigos sería signo de reconciliación nacional y una señal de que las reclamas por justicia e igualdad social aireadas con furia desde de la quiebra financiera de 2009 no caerán quizá en oídos sordos esta vez.

Por otra parte, la contribución de la mujer a la independencia política de Irlanda es otra cuestión pendiente de una evolución final pero que comienza a tener respuesta en este centenario.

Así, la primera ´dama´ de la Isla, la actriz Sabina Higgins, rindió homenaje este sábado a Constance Markievicz en la parcela del cementerio dublinés de Glasnevin donde la rebelde yace junto a colegas republicanos de 1916.

De rica cuna anglo-irlandesa protestante y casada con un conde polaco de herencia rusa, fue subcomandante de un regimiento del Ejército de Ciudadanos de Irlanda – el cargo militar más alto entre las más de 180 mujeres que participaron activamente en el Alzamiento- y apadrinó campañas por el sufragio universal, socialismo y sindicalismo, republicanismo y separatismo, entre otras causas.

“Markievicz creía que la independencia nacional a través del establecimiento de una República llevaría a la igualdad de clases sociales y a la igualdad de sexos en la nueva Irlanda”, explicó a Sputnik Novosti Lauren Arrington, profesora de a Universidad de Liverpool y autora de la doble biografía: "Constance and Casimir Markievicz: The Rebel Countess and the Polish Irishman” (La condesa rebelde y el polaco irlandés).

Pero el sueño por la igualdad de género y clases o los ideales secularistas de la Proclamación republicana se evaporaron con la institución del Estado Libre Irlandés y la fundación de la República dos décadas después.

“Fue en parte debido a la ejecución de los líderes del Levantamiento, que tenían ideas más radicales que las bases nacionalistas, sindicalistas o socialistas. Pero también se debe a la tendencia histórica de contrarrevolución por la que la clase media emergente suprime el radicalismo de la revolución y replica el estado pre-revolucionario”, sostiene la académica del Instituto de Estudios Irlandeses de Liverpool en comunicación electrónica con esta agencia

Su colega de la Universidad de Oxford, Roy Foster, localiza el viraje en el rumbo de la revolución en la apropiación de la Iglesia Católica de la causa de los rebeldes una vez aplastado el Alzamiento de 1916.

“La revolución se catolizó y se reafirmó el espectro de valores patrióticos que las mujeres y los sindicalistas habían rechazado”, señaló Foster en un debate en la Embajada irlandesa en Londres.

La mujer quedó entonces oficialmente confinada al “restrictivo espíritu de actividad eufemísticamente conocido como hogar”, según ironizó una destacada feminista de la época.

Esta posición quedó sellada en la Constitución de 1937 en unos artículos que siguen vigentes en 2016.

No hay comentarios: