"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

jueves, 21 de mayo de 2015

Nueva jornada de visita Real inglesa cargada de contrastes

Un día más, en esta ocasión en Belfast, se han repetido las concentraciones simbólicas para mostrar rechazo a la visita del Príncipe de Gales, Coronel en Jefe del funesto regimiento de Paracaidistas británico.

Y un día más se han producido escenas cuanto menos curiosas, en esta ocasión el Príncipe Carlos daba la mano a un sonriente McGuinness a las puertas de la iglesia de San Patricio y en la acera de enfrente se producía una concentración contra la visita Real en la que estaba entre los concentrados Gerry Kelly (SF), provocando una vez más la incomprensión de un sector del Republicanismo.

La concentración contó con familiares de los fallecidos en Ballymurphy en 1971 (bajo las balas de los paracas).

Patrick Doherty, cuyo padre, Eddie, fue asesinado en Ballymurphy, dijo que se sentía "apuñalado por la espalda por el Sinn Féin" ante la visita real.

Sin embargo, de otro lado, Un concejal del Sinn Féin en Sligo y padre de un voluntario del IRA que murió en acto de servicio dice que las palabras del príncipe Carlos en Sligo el miércoles son una importante contribución a la paz y la reconciliación que necesita ser construida por los Gobiernos irlandés y británico.

Seán MacManus, ex alcalde de Sligo, dijo:

"Como padre de un Voluntario del Óglaigh na hÉireann que murió en el conflicto, puedo empatizar con el sufrimiento causado a Carlos y su familia y a muchas otras familias por la guerra en el Norte de Irlanda."

El hijo de Seán, Joe, de 21 años, murió en un tiroteo con un soldado del ejército británico del Ulster Defence Regiment en la frontera artificial impuesta entre Donegal / Fermanagh en febrero de 1992.

Seán MacManus continuo en Sligo diciendo:

"Creo que hay una responsabilidad en todos nosotros - y en particular de los gobiernos irlandés y británico -. Para resolver las injusticias del pasado y aprovechar e intensificar los esfuerzos para promover la paz y la reconciliación. Esa es la voluntad y la intención de Sinn Féin".

Y finalmente, la nieta de una víctima del Domingo Sangriento ha tenido una conversación con el Príncipe de Gales.

Bethany McLoughlin - nieta de Gerard McKinney - era parte de un coro que cantó durante un servicio de oración por la paz y la reconciliación en el condado de Sligo, en el segundo día de visita a Irlanda de Carlos.

Su madre, Mairead McKinney, dijo que su propia madre, Ita, había dado su bendición para cualquier apretón de manos entre Bethany y el príncipe, algo que finalmente sucedió.

"El servicio trajo lágrimas a mis ojos", dijo. "Fue un servicio precioso a la paz y la reconciliación. "Fue muy emotivo ver Bethany cantar. Estaba tan orgullosa de ella ".

No hay comentarios: