"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


domingo, 12 de abril de 2009

Domingo sangriento/Bloody sunday


Las Víctimas:
  • John "Jackie" Duddy (17 años), fue alcanzado por un disparo en el hombro en el aparcamiento de Rossville Park. La bala le atravesó saliendo por la parte izquierda del pecho. Cuatro testigos declararon que le abatieron mientras corría desarmado huyendo de los disparos. Tres de ellos afirmaron haber visto a un soldado apuntar deliberadamente hacia él.
  • Patrick Joseph"Paddy" Doherty (31), fue tiroteado por la espalda mientras se arrastraba buscando refugio. Doherty fue sujeto de una serie de fotografías, tanto antes como después de su muerte, llevadas a cabo por el fotógrafo francés Gilles Peress.Aunque el testimonio de un soldado le señalaba como portador de un arma con la que pudo haber disparado contra las tropas británicas, el informe Widgery reconoció posteriormente que en las fotografías se le podía ver desarmado, resultando negativas las pruebas forenses buscando residuos de haber utilizado un arma de fuego.
  • Bernard "Barney" McGuigan (41) que había estado escondido en la esquina de los pisos Rossville, salió agitando un pañuelo blanco para avisar de sus intenciones, tratando de llegar hasta Patrick Doherty, que yacía moribundo. En su camino recibió un disparo en la cabeza.
  • Hugh Gilmore (17) fue abatido cuando corría hacia los pisos Rossville huyendo de los disparos.Tenía heridas de bala en la parte derecha y la parte izquierda del pecho, además de en el brazo derecho. Probablemente estas heridas se las causaron dos balas.
  • Kevin McElhinney (17) fue alcanzado por disparos por la espalda mientras se arrastraba buscando refugio. Dos testigos declararon que iba desarmado.La bala le entró por la nalga izquierda, saliendo por la parte izquierda de su pecho, cerca del hombro.
  • Michael G. Kelly (17) recibió un tiro en el estómago mientras permanecía junto a la barricada de escombros próxima a los pisos de Rossville St.En el informe Widgery se reconoció que iba desarmado.
  • John Pius Young (17) fue herido de bala en la cabeza mientras estaba en la barricada de escombros. Dos testigos declararon que estaba desarmado.
  • William Noel Nash (19) recibió un tiro en el pecho cerca de la barricada. Los testigos declararon que Nash estaba desarmado e iba en ayuda de uno de los heridos cuando fue abatido.
  • Michael M. McDaid (20) fue herido de bala en la cara junto a la barricada mientras se alejaba de los paracaidistas. La trayectoria de la bala, que entró por su mejilla izquierda saliendo por la parte superior derecha de su espalda, indica que podría haber sido abatido por un tirador desde las posiciones que las tropas británicas ocupaban sobre las murallas de la ciudad.
  • James Joseph "Jim" Wray (22) fue herido y posteriormente rematado por disparos a corta distancia cuando yacía en el suelo. Testigos que no fueron llamados a declarar para el informe Widgery afirmaron que Wray estaba pidiendo ayuda, gritando que no podía mover las piernas, cuando le dispararon por segunda vez. Un testigo (el padre O'Keefe) afirmó que iba desarmado.
  • Gerald Donaghy (17) fue herido en el estómago mientras corría buscando refugio entre Glenfada Park y Abbey Park. Fue llevado a una casa vecina, donde le examinó un doctor. Allí le vaciaron los bolsillos con objeto de identificarlo. Una fotografía posterior de la policía mostraba el cadáver de Donaghy con varias bombas de clavos en los bolsillos. Ni los que le registraron en la casa ni el oficial médico que certificó su muerte poco después declararon haber visto ninguna bomba. Donaghy era miembro del Fianna-Éireann, un movimiento juvenil conectado con el IRA. Paddy Ward declaró en una investigación posterior que le había entregado dos bombas de clavos a Donaghy unas horas antes.
  • Gerald (James) McKinney (34) fue abatido justo después de Gerald Donaghy. Los testigos declararon que McKinney había estado corriendo detrás de Donaghy. Cuando le vio caer, se detuvo y levantó los brazos, gritando "¡No disparen! ¡No disparen!". En ese momento recibió un disparo en el pecho.
  • William A. "Willie" McKinney (27) fue tiroteado por la espalda cuando intentaba ayudar a Gerald McKinney (con el que no le unía ningún parentesco, pese al apellido). Abandonó el refugio en el que estaba para ayudar a William.
  • John Johnson (59) fue herido en una pierna quince minutos después de haberse iniciado el tiroteo. Murió por causa de sus heridas cuatro meses y medio más tarde, el 16 junio de 1972.Johnston fue la única víctima que no asistía a la marcha; iba de camino a visitar a un amigo en Glenfada Park.
El Domingo sangriento:

Salvando las distancias y las épocas ,podía haber sido un domingo de reivindicación tranquila,como muchos domingos de hoy en día (porque sí,hoy en día hay gente que sale a la calle a reivindicar),pero la maquinaria bélica británica y unas ordenes desde las esferas de poder,cambiaron la historia de Derry,y por extensión de Irlanda.

En la historia ha habido otros domingos que se pueden calificar como sangrientos; incluso en Irlanda, en 1913 y 1920, dos domingos ya habían sido calificados como sangrientos,pero sin duda el que más es recordado es este.

El 30 de Enero de 1972 es un día que en la historia ha quedado marcado a sangre y fuego,y sin duda especialmente recordado en la ciudad de Derry.


En 1971 el gobierno británico implantó en el norte de Irlanda una política de encarcelamiento sin juicio a cualquier persona que las autoridades sospecharan de pertenecer al movimiento republicano. Muchos ciudadanos eran encarcelados sin haber estado en un tribunal y eso provocó la reacción de la gente.


La Asociación de Derechos Civiles de la ciudad de Derry en el condado que se denomina oficialmente Londonderry en el norte de Irlanda, había convocado para el día 30 de Enero de 1972 una marcha para manifestar el descontento de la población ante esta medida tan arbitraria por parte de las autoridades británicas. A las 2:00 pm la gente comenzó la marcha de uno de los barrios republicanos de Derry hacia el centro de la ciudad. Tras dos horas de marcha el número de manifestantes ascendía a unas 20,000 personas y a las 4:00 pm el contingente llegó a William Street.

El gobierno había mandado sellar la calle con varios batallones de elite del ejército británico, fuertemente armados y apoyados con carros blindados. Los manifestantes desconocían totalmente este movimiento del ejército pues, después de todo, era una marcha pacífica y obviamente no comprendieron el porqué de la presencia tan fuerte del ejército. La marcha continuó hasta pararse frente a las caras de los soldados. Algunos jóvenes comenzaron a tirar piedras a la barricada formada por los soldados británicos y estos respondieron con gas lacrimógeno y balas de plástico y después procedieron a realizar arrestos entre los manifestantes. En medio de la confusión causada por el gas, los golpes de los militares y la revuelta de los jóvenes , los soldados británicos comenzaron a disparar ráfagas de metralleta a los manifestantes. La gente entró en pánico y comenzaron dispersarse. Por media hora los militares dispararon 108 ráfagas hiriendo a 14 civiles y matando a otros 13,posteriormente
John Johnston que fué herido ese día murió pasadas varias semanas.

El descontento internacional no se hizo esperar y al día siguiente el gobierno británico se deslindó de toda responsabilidad reclamando que los soldados actuaron en defensa propia pues habían sido atacados con armas de fuego y bombas caseras. Ninguno de los manifestantes declaró haber visto bombas o armas entre la gente y el ejército no encontró restos de ninguno de los supuestos artefactos en el lugar del conflicto. Ningún soldado o carro británico salió herido.


Por supuesto, el gobierno británico se ha tratado de excusar de mil y un maneras. El Secretario de Estado Británico, Reginald Maudling en su declaración del día siguiente del ataque: “el ejército regresó el fuego dirigido a ellos con tiros certeros y causaron bajas en aquellos que los atacaban con armas de fuego y bombas”.


Las investigaciones siguen hasta el día de hoy, los testimonios de los soldados involucrados cambian día con día, como por ejemplo - 24 de Junio del 2000 del Irish People donde un soldado (identificado para protección como 027) afirma que un oficial les dijo la noche anterior a la marcha: “we want some kills tomorrow” (“Queremos algunas muertes mañana”). Y en el ejemplar del 30 de Junio del mismo año el soldado identificado como INQ1952 informó que a su sección se le ordenó disparar contra los manifestantes fueran o no pacíficos.- Muchas veces los soldados llamados a testificar han pedido su anonimato por represalias por parte de las autoridades.
http://cain.ulst.ac.uk/events/bsunday/chron.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Domingo_Sangriento_%281972%29


Un video bastante ilustrativo de lo ocurrido aquél domingo(con un final algo "sacado de contexto" por el creador del video):
Un vídeo realizado justo antes de los resultados del informe Saville:  

Las conclusiones más importantes del extenso informe Saville sobre los sucesos del Domingo Sangriento/Bloody Sunday (ocupa más de 5.000 páginas, en diez volúmenes, para cualquiera interesad@ en el informe completo que pinche aquí) que se publicó el 15 de junio del 2010 son las siguientes : La investigación encabezada por Lord Saville ha confirmado lo que las familias de las catorce víctimas mortales y las decenas de heridos por los disparos del Ejército británico el 30 de enero 1972 en Derry habían mantenido desde el primer día: la inocencia de las víctimas y la culpabilidad británica por un ataque que el primer ministro británico, David Cameron, ha calificado de "injustificado e injustificable" cuando pidió perdón a los nacionalistas de Derry ante los diputados presentes en la Cámara de los Comunes. En palabras de Cameron: "No podemos defender al Ejército británico defendiendo lo indefendible, escondiéndonos de la verdad no servimos a todos aquellos que han servido con distinción para mantener la legalidad y la paz en Irlanda del Norte"... "Así pues, no hay razón para suavizar el contenido de este informe. Por las conclusiones del Tribunal está claro que lo ocurrido durante el Domingo Sangriento no puede justificarse. Algunos se preguntaran si cuarenta años después de tal acontecimiento un primer ministro debe pedir perdón. Para la gente de mi generación esto es algo que hemos estudiado más que vivido, pero lo que ocurrió no debía haber ocurrido nunca. Las familias de los fallecidos no deberían haber vivido con el dolor y el daño de ese día y una vida entera de pérdida", lamentó. "Algunos miembros de las Fuerzas Armadas -prosiguió- actuaron de manera equivocada, pero el Gobierno tiene la responsabilidad última por sus acciones y, por ello, en nombre de nuestro Gobierno y de nuestro país, pido perdón", concluyó Cameron, que se declaró "profundamente patriótico" y aturdido por la dureza de las acusaciones contra los miembros del Ejército británico, "pero las conclusiones de este informe son totalmente claras: lo que ocurrió en el Domingo Sangriento está injustificado y es injustificable" aseguró el premier. El principal veredicto de Lord Saville es este: las víctimas de la masacre eran civiles sin armas o explosivos. Así que las tropas británicas cometieron actos ilegítimos, disparando hacia la gente pacífica. Los manifestantes muertos aquel 30 de enero de 1972 eran inocentes y estaban desarmados, los primeros disparos procedieron de los soldados del Regimiento de Paracaidistas, que abrieron fuego sin previo aviso y en ningún caso en respuesta a una agresión de los manifestantes, y que algunos de los muertos "estaban huyendo o ayudando a otros". En otras revelaciones, el juez apoyó la afirmación de testigos oculares de que muchos de los disparos fueron hechos por la espalda o cuando iban en ayuda de otros que estaban muriendo. Encontró que a una persona le dispararon cuando se arrastraba alejándose de los soldados, mientras que a otra probablemente le dispararon cuando yacía mortalmente herida en el suelo. El informe también se refiere a un padre que fue herido por disparos del ejército cuando iba en ayuda de su hijo. El documento también indica que el viceprimer ministro de Irlanda del Norte en el 2010, Martin McGuinness, estaba presente en el lugar cuando se produjo la masacre y "Estaba probablemente armado con una ametralladora Thompson (...) Él no estuvo implicado en actividad alguna que hubiese ofrecido una justificación a los soldados para abrir fuego", dice el texto.(Hay que recordar que por aquél entonces McGuinness era un alto dirigente del IRA en la zona, probablemente el segundo en el mando, y decir que el propio McGuinness ha negado que estuviera armado aquél día). Sobre el tema concreto del IRA y ese día el informe dice: Saville reconoce que el IRA Oficial, una de las facciones del IRA con presencia en Derry, efectuó "un número de disparos", pero recalca que este suceso no justifica la respuesta de los paracaidistas, a quienes acusa de abrir fuego primero sin haber recibido ninguna agresión previa. En síntesis, el Informe Saville considera que los soldados de la compañía de apoyo de la brigada de paracaidistas presente aquel día en la zona del Bogside, en Derry, actuaron "siguiendo una orden que nunca se tenía que haber dado"; el primer disparo llegó de las filas del Ejército y sin previo aviso y, aunque hubo algún disparo desde filas republicanas, "ninguno de esos disparos ofrecía justificación de ningún tipo para que se tiroteara a víctimas civiles". Los soldados "reaccionaron perdiendo el autocontrol (...) olvidando o ignorando sus instrucciones y entrenamiento" y "a pesar de las declaraciones en sentido contrario de algunos soldados, ninguno de ellos disparó como respuesta a ataques con bombas"- (en concreto está el tema de las bombas de tornillos encontradas en la ropa de Gerald Donaghy que se supone colocaron los propios soldados), añade. Lord Saville subraya que algunos de los heridos o muertos fueron tiroteados mientras huían para ponerse a salvo o intentaban atender a manifestantes que estaban muriendo. Y destaca el hecho crucial de que "ninguna de las víctimas planteaba una amenaza de causar la muerte o heridas graves o estaba haciendo algo que desde ningún punto de vista justificaba que se disparara contra ellos", admitió Cameron en los Comunes. "No podemos defender al Ejército británico defendiendo lo indefendible. No tiene sentido intentar suavizar o presentar con ambigüedad lo que dice el informe. Está claro por las autorizadas conclusiones del tribunal que los acontecimientos del Domingo Sangriento no estaban justificadas", ha añadido. Expertos legales británicos se dividen en opiniones. Si tras casi 40 años todavía es posible recolectar suficientes evidencias firmes para enjuiciar a los soldados individualmente o si es más fácil castigar a los que dieron órdenes de iniciar la masacre. Tras la publicación del informe, la Fiscalía norirlandesa (PPS) debe decidir si alguno de los soldados o mandos militares británicos involucrados puede ser investigado o procesado por este suceso. Según un comunicado de la Fiscalía, el director de la PPS y el máximo responsable de la Policía norirlandesa (PSNI), Matt Baggott, estudiarán el contenido del informe para tomar una decisión.
Algunas reacciones al informe:
Las familias de los que murieron recibieron las conclusiones con beneplácito (aunque hay que esperar las derivaciones del informe en el tema penal), expresando que habían esperado décadas para escuchar la verdad, pese a que los republicanos esperaban que se aceptara la idea de la conspiración estado-ejército, algo que ha sido desestimado. Según el analista político de la BBC Norman Smith, la posibilidad de que ex solados británicos terminen sentados en el banquillo de los acusados es de gran preocupación para el gobierno. El efecto sería catastrófico para la moral del ejército. Más grave aún, cualquier proceso judicial podría rasgar la delicada fibra del proceso de paz al crear dos escalas de justicia, señala el analista. Una en la que los ex paramilitares obtuvieron inmunidad porque hay ex miembros del IRA que fueron amnistiados y forman parte del gobierno en Irlanda del Norte. Por otra parte, la otra escala procesaría a los otrora soldados, ahora jubilados con casi 60 años de edad. La dificultad para el primer ministro Cameron es que las cosas están fuera de su control. En privado, algunos parlamentarios consideran que la decisión de Blair de abrir una nueva investigación fue un fundamental error político. En el exterior del Ayuntamiento de Derry, Martin McGuinness declaró al diario 'Irish Times' que el norte de Irlanda ha vivido el proceso de paz "más exitoso del planeta", pero recordó que uno de sus principales problemas ha sido, precisamente, su incapacidad para rendir cuentas con el pasado. Por su parte, Gerry Adams ha recordado a "las familias de los muertos y heridos", que "han luchado durante 38 años por la verdad y la justicia" y para que "el Gobierno británico ponga fin a su política de encubrimiento y ocultación". "Los hechos sucedidos durante el 'Domingo Sangriento' han quedado claros", declaró, en un comunicado difundido por la página de Internet del Sinn Féin. "Los Paracaidistas británicos fueron a Derry y mataron a 14 manifestantes por los derechos civiles e hirieron a otros 13", prosiguió. "Estaban desarmados, no suponían ninguna amenaza y eran completamente inocentes", agregó. "Saville ha puesto las mentiras de Widgery en el basurero de la historia", aseveró. Tony Doherty, cuyo padre falleció en el 'Domingo Sangriento', declaró a SkyNews que las víctimas han quedado reivindicadas con este informe. "Ha quedado proclamado ante el mundo que los muertos y heridos en el 'Domingo Sangriento', manifestantes por los derechos civiles, eran todos inocentes", aseveró. Como era de esperar el unionismo ha reaccionado mal al informe: Lord Morrow, diputado unionista en la Asamblea del Ulster, destacó que se corría el riesgo de crear "una jerarquía de víctimas". "Por ejemplo, en el condado de Armagh Sur, hubo 300 asesinatos que aún no se han resuelto", dijo. El diputado unionista Gregory Campbell prefería ocuparse de las otras víctimas: "Hubo otros 10.000 días sangrientos en la historia reciente de Irlanda del Norte. Hubo asesinatos y caos provocados por el IRA Provisional en los días, semanas y meses anteriores al domingo sangriento". Por su parte, el parlamentario del DUP por -London-Derry Este, Gregory Campbell, declaró en la página de Internet del partido que en los 'Disturbios' entre católicos y protestantes, que comenzaron en 1969 y concluyeron con el proceso de paz, "murieron alrededor de 3.500 personas", pese a lo cual "se han gastado cientos de millones de libras para investigar menos de dos decenas de muertes". Algunas imagenes del día de la publicación del informe de la BBC :

Imagenes del Bloody Sunday de UTV : Un par de vídeos del tema: UTV | Bloody Sunday & the Saville Report - The Road to Bloody Sunday UTV | Bloody Sunday & the Saville Report – Collection of videos, analysis and archives about the 1972 event and its aftermath El "Soldado F": Aquí está la cara de un paraca despues de haber asesinado a tiros a cuatro manifestantes desarmados en el Domingo Sangriento, aún faltan los rostros de las piezas grandes del ajedrez, la reina del tablero ya la conocemos todos ... Conocido en el informe Saville como "Soldier F" posa en la foto inmediatamente después de la matanza del Domingo Sangriento. La fotografía del soldado sonriendo fue tomada en los cuarteles de Fort George apenas horas después de la masacre de 1972 con el rostro aún ennegrecido por la pintura de camuflaje. La foto fue tomada porque los soldados tuvieron tiempo de posar para una fotografía junto a cualquier persona que arrestaron. Este personaje admitió haber matado a tiros a Michael Kelly, Paddy Doherty, Bernard McGuigan y Willie McKinney. Al principio negó ser el autor del tiro a Michael Kelly, pero luego admitió que lo hizo. El paracaidista posteriormente se trasladó a Glenfada Park, donde fue muerto a tiros Willie McKinney, solo un momento después, también asesinó a tiros a Paddy Doherty, que se arrastraba lejos de los disparos cerca de los pisos de Rossville, y a Bernard McGuigan, quien recibió un disparo llevando un pañuelo blanco y tratando de ir en ayuda de Doherty. También se cree que fue responsable de herir a otros cuatro: Joe Mahón, Joe Friel, Patrick Campbell, y Daniel McGowan. El paraca en cuestión dió pruebas de forma anónima en la Investigación Saville en 2003 y dijo que disparó 13 tiros, y agregó: "Había hombres armados y asesinos con bombas". Esta afirmación fue rechazada por el informe de Lord Saville. El 3 de Marzo de 2011, dos miembros de Bloody Sunday Iniciative, parte de la campaña "The Bloody Sunday Trust", en concreto Anthony Doherty (Hijo Pat Doherty, asesinado en el Bloody Sunday) y Tony Gillespie, fueron a Gasteiz (Vitoria) a un evento de Familiares de las víctimas del 3 de marzo de Vitoria, y allí dieron una completa entrevista sobre el Bloody Sunday en la emisora Hala Bedi irratia :IR AL AUDIO Casi 40 años después, el jueves 22 de septiembre de 2011, el Ministerio británico de Defensa intentó cerrar uno de los capítulos más sangrientos de su historia reciente con una compensación económica a los familiares de las víctimas y heridos de aquel domingo de 1972. En un comunicado, que recogió la cadena pública BBC, el Ministerio de Defensa británico reconocía "el dolor de esas familias durante 40 años" y admitió que miembros de las fuerzas armadas actuaron "de manera equivocada" en aquella jornada. Defensa confirmó que tenía la intención de resolver el asunto "con la mayor rapidez posible", aunque sin dar detalles sobre quiénes recibirán las compensaciones y qué cantidad. Solo horas después, familiares de una de las víctimas, calificaron de repulsiva la oferta económica del Ministerio de Defensa británico. Linda y Kate Nash en referencia a William, una de las 14 personas que fallecieron el 30 enero de 1972 por disparos del Ejército británico mientras participaban en una marcha por los derechos civiles de los católicos dijeron: "Nos parece repulsivo aceptar cualquier cosa del MoD, insistieron los familiares de la víctima al referirse al Ministerio de Defensa británico.Si el MoD quiere dar subvenciones que lo haga, pero no en nombre de nuestro hermano". En enero de 2012, la familia de un adolescente muerto a tiros el Domingo Sangriento dijo que estaban molestos porque todavía sea etiquetado como un 'nail bomber'. El informe Saville encontró que Gerald Donaghy estaba "probablemente armado con bombas de clavos, pero que no era una amenaza en el momento en que le dispararon". El joven de 17 años de edad, era supuetamente un miembro del ala juvenil del IRA, pero testigos dijeron que él no llevaba ninguna bomba consigo. Vídeo con algunas imágenes de aquellos luctuosos sucesos: 
 

A principios de Julio de 2012 El PSNI anunció la apertura de nuevas investigaciones sobre los sucesos del denominado 'Domingo Sangriento' (Bloody Sunday).
Las nuevas pesquisas llegan después de que una comisión asegurase, en junio de 2010, que ninguno de los manifestantes iban armados, lo que llevó al primer ministro británico, David Cameron, a disculparse públicamente por unos hechos que tachó de "injustificables".
La primera investigación duró 12 años y la del PSNI se prolongará en principio durante al menos cuatro, según explicó ante la prensa el máximo responsable del cuerpo policial norirlandés, Matt Baggott.
En los trabajos se implicarán unos 30 detectives. El comisario adjunto Drew harris advirtió que será "una larga investigación" para la que hacen falta "recursos especiales", por lo que dijo que no habían fijado una fecha para comenzar los trabajos. En este sentido, dijo que "la magnitud y duración" de las pesquisas requerían de una organización exhaustiva.
No en vano, la Investigación Saville, la primera que se llevó a cabo, fue la más larga y cara de la historia en Reino Unido. Costó unos 195 millones de libras (unos 244 millones de euros al cambio actual).
El hermano de una de las víctimas del 'Domingo Sangriento', John Kelly, calificó de "buena noticia" la decisión del PSNI, aunque lamentó que los soldados autores de los disparos no fuesen arrestados y procesados tras el primer informe. Para Kelly, se trató de "un paso en la dirección correcta", pero insistió en que tanto su familia como las del resto de víctimas quieren que los culpables rindan cuentas ante la Justicia, según declaraciones recogidas por la radiotelevisión pública británica BBC.

Ante esa noticia el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, pidió el 6 de julio que el exdirigente del P.IRA Martin McGuinness fuera investigado en las pesquisas sobre el asesinato de 14 personas en el "Domingo Sangriento".

El líder unionista/protestante, quien compartia entonces con McGuinness la jefatura del gobierno del Norte, recalcó que cualquier investigación de la policía (PSNI) sobre la actuación de los militares deberá incluir también al "número dos" del Sinn Féin ex comandante del Ejército Republicano Irlandés Provisional (P.IRA).
 
"El viceministro ministro principal -dijo hoy Robinson- ha admitido públicamente que estaba al mando. Si es así, entonces habría que investigarle si se va a investigar al Ejército".

McGuinness, por su parte, recordó que Saville "dejó muy claro en el informe sobre el Domingo Sangriento que el IRA no tuvo responsabilidad alguna respecto a lo que pasó aquel día".

"Interpreto los comentarios efectuados hoy por algunos políticos unionistas como un intento para desviar la atención respecto a las acciones del Regimiento de Paracaidistas. Está claro que no quieren que se les investigue por asesinato", sostuvo el exdirigente paramilitar.

9 comentarios:

R dijo...

Great stuff, 40 years never forgotton Tiocfaidh ár lá

Alias dijo...

Go raibh maith agat, a chara.
Thanks.
Tiocfaidh bhúr lá, Tiocfaidh ár lá!

Anónimo dijo...

derry, 30-1-1972
vitoria/ gasteiz, 3-3-1976 (martxoak 3 gasteiz)

ciandosullivan@gmail.com dijo...

Hola, acabo de descubrir esta página y te puedo garantizar que, como nacionalista irlandés nacido y crecido en Aragón, estaré siguiendo de cerca esta página llena de información y noticias. Te dejo un vídeo que te interesará sobre el tema de bloody sunday, es una crítica de la actuación del gobierno británico al mandar a David Cameron a hablar sobre la actuación de las tropas inglesas en este evento en 2010. Eamonn McCann fue el periodista que hizo el gran reportaje del día siguiente a los hechos y ha permanecido muy cerca de las víctimas desde entonces.
Un saludo y sigue así con esta gran página.
Te dejo mi correo en el usuario por si quieres preguntar o discutir cualquier cosa.
http://www.youtube.com/watch?v=x83lt5zDRbg

Alias dijo...

Gracias por tus palabras y por tu vídeo de aportación. Seguimos en contacto, un saludo!

Caín Wilde dijo...

Odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio... Habia escuchado sobre el "Domingo Sangriento" pero jamás imagine algo como esto. ¡Que detesgable! Me lleno de odio ante tanta injusticia y abuso de poder.¡Odio el poder! La gente suele cegarse, creerse unos Dioses, cuando en sus manos esta la vida y la muerte.
Me duele que los seres humanos pasemos por tantas desgracias, peor causada por las manos del hombre, es lamentable. Y me duele, pues, tengo esperanza en la humanidad, tengo esperanza en los hombres... Pero realmente, somos nosotros lo que tenemos el mundo como esta, lleno de represión, de abuso, de condenas, destruyendonos los unos a los otros. ¡Que detestable!

Alias dijo...

Caín Wilde, este episodio fue uno de los mayores 'combustibles' para inflamar una espiral de odio que ya estaba tristemente presente desde el pasado, al menos podemos pensar en que no se vuelva a repetir algo similar, aunque ya sabemos que el hombre es el único animal que tropieza 2 veces... o eso dicen.

Un saludo y gracias por comentar.

trapotxu dijo...

Tuve la oportunidad de visitar Derry y participar en el bloody sunday march for justice 2017.Tres dias intensos donde conoci de primera mano la situacion politica actual.Mi pequeña aportacion de lo que fue mi bloody sunday march for justice 2017

Fotos de la marcha https://flic.kr/s/aHskRbQWUC
fotos de murales https://flic.kr/s/aHskRasRY5

Alias dijo...

Aupa Trapotxu, en breve echamos un vistazo a los enlaces proporcionados. Gracias!