"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

jueves, 26 de abril de 2018

Un informe habla de 158 muertes relacionadas con los grupos armados desde 1998

Según investigaciones independientes, se han producido 158 muertes "relacionadas con la seguridad" en el Norte desde el Acuerdo de Viernes Santo de 1998.

La mayoría de las muertes fueron asesinatos llevados a cabo por paramilitares lealistas y grupos republicanos, que en su mayoría atacaron a víctimas dentro de sus propias comunidades.

Las cifras fueron compiladas por el investigador Paul Nolan como parte de un proyecto que marca el vigésimo aniversario del acuerdo de 1998.

Le dijo al programa Good Morning Ulster de la BBC que el número de muertos lo "sorprendió".

"Soy una de esas personas que no hubieran creído que tanta gente podría haber sido asesinada en ese período", dijo.

"Fue solo cuando me senté para hacer un seguimiento de esto, como parte de un estudio más amplio que estaba haciendo, y creé una hoja de cálculo para tratar de ver cuántas personas habían sido asesinadas y luego para tratar de rastrearlas a través del sistema de justicia penal "

Descubrió que, hasta abril de este año, los republicanos fueron responsables de 74 muertes mientras que los paramilitares lealistas eran responsables de 71.

La investigación de Nolan fue apoyada por la Universidad de Queen, Belfast, y fue publicada el lunes por el sitio web The Detail y el Irish Times.

El Acuerdo del Viernes Santo, firmado el 10 de abril de 1998, es visto como un momento seminal que ayudó ''a poner fin'' a 30 años de violencia, conocidos como The Troubles.

Sin embargo, cuatro meses después, los republicanos mataron a 29 personas en la bomba Omagh, la peor cifra de muertos en un sólo ataque en el Norte.

Aunque los asesinatos continuaron esporádicamente después de 1998, los asesinatos durante los troubles eran considerablemente más frecuentes.

En el momento álgido de la violencia en 1972, un total de 480 personas murieron en el espacio de un año.

Nolan dijo a Good Morning Ulster que, con la excepción de la bomba de Omagh, el patrón de asesinatos ha cambiado desde el acuerdo de 1998.

Su investigación sugiere que los asesinatos sectarios han disminuido significativamente, pero los ''paramilitares'' han seguido atacando a personas dentro de sus propias comunidades.

"La violencia ha sido dirigida hacia adentro", dijo el investigador.

"Se han asesinado 68 civiles católicos; 38 han sido víctimas de organizaciones republicanas que operan dentro de esas mismas comunidades".

"Hay otros 22 que han sido asesinados por lealistas y luego otros dos donde la atribución no es posible".

Nolan agregó que, aunque los lealistas fueron responsables de algunos homicidios "sectarios", la mayoría de sus víctimas fueron asesinadas como resultado de enfrentamientos internos.

"Si vuelves a ese período desde 2000 hasta 2005, la gente habla sobre la disputa lealista", dijo al programa.

"Hubo varias peleas superpuestas entre LVF (Fuerza Voluntaria Lealista), la UVF (Fuerza Voluntaria del Ulster), la UDA (Asociación de Defensa del Ulster), la UDA del sureste de Antrim y, por supuesto, las enemistades lealistas continúan hasta nuestros días.

"Pero, en total, 41 paramilitares lealistas han sido asesinados. Todos y cada uno de ellos han sido asesinados por otros paramilitares lealistas".

El investigador dijo que en 1998, los paramilitares fueron "incorporados al acuerdo de paz" y que la sociedad del Norte los había "aceptado".

"Creo que hemos tenido una aceptación demasiado fácil del paramilitarismo y hemos hecho la vista gorda con demasiada frecuencia", dijo.

"La retención que tienen sobre sus comunidades es muy difícil de romper".

Nolan, que también es miembro de la ''Junta de Policía de Irlanda del Norte'', dijo que creía que la nueva fuerza especial de ''Irlanda del Norte'' (paramilitary task force) estaba "tratando de cerrar" los grupos ''paramilitares''.

El grupo de trabajo de múltiples agencias, dirigido por el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), entró en pleno funcionamiento en septiembre pasado.

Incluye al personal de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés), así como a los funcionarios de aduanas que pueden brindar apoyo en las investigaciones fiscales y financieras.

Hasta el momento, el grupo ha llevado a cabo más de 200 registros y realizado más de 50 arrestos.

No hay comentarios: