"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

martes, 10 de abril de 2018

Declaración lealista de transformación (comunicado integro)

Declaración Lealista de Transformación del Red Hand Commando, Ulster Defence Association y la Ulster Volunteer Force

Entregado a las 11.30 de la mañana del lunes 9 de abril de 2018 en la Linen Hall Library, Belfast

Difundido sobre las 12 de mediodía del lunes 9 de abril de 2018

El Acuerdo del Viernes Santo fue creado en un espíritu de acomodación y su promesa fue una Irlanda del Norte más inclusiva. No habría habido acuerdo sin la participación de los lealistas. Sin embargo, es hora de volver a comprometerse con la creación de una Irlanda del Norte que permita a todos realizar su potencial y sus aspiraciones. Cualquier comunidad que quede atrás en esa ambición representa un fracaso no solo para el proceso de paz, sino para Irlanda del Norte en su conjunto.

Durante demasiado tiempo hemos sido reprendidos por nuestro pasado y no hemos podido imaginar un futuro mejor. Debemos desafiar ese punto de vista y dejar de ser apologistas del conflicto, y abogar por el cambio y trabajar para crear una sociedad que se sienta cómoda consigo misma en su diversidad y diferencia.

En el momento de la declaración de alto el fuego del CLMC [Comando Militar Lealista Combinado] de 1994 quedó claro que existía "remordimiento sentido y verdadero" por el sufrimiento infligido durante el conflicto, y ese sigue siendo el caso en la actualidad. Sin embargo, nadie debería ser excluido de desempeñar un papel constructivo en el futuro debido a acciones pasadas. Por lo tanto, buscamos cumplir los compromisos que asumimos en 1994 al continuar un proceso de transformación.

Llamamos la atención sobre el hecho de que incluso en el contexto de la dependencia republicana de las políticas de identidad divisivas, seguimos manteniendo un compromiso con el proceso de paz. Estamos totalmente comprometidos con la participación en dicho proceso y lo abordaremos con honestidad, integridad y sensibilidad.


También reconocemos la importancia de un proceso heredado diseñado para ayudar a Irlanda del Norte a enfrentar el pasado y a partir de esa experiencia construir una sociedad de posibilidad y esperanza. Hemos dejado esto en claro muchas veces y, de hecho, hemos contribuido al trabajo previo sobre cómo lidiar con el pasado.

Apoyamos plenamente el estado de derecho en todas las áreas de la vida y condenamos enfáticamente todas las formas de actividad delictiva. Las personas que usan la criminalidad para servir sus propios intereses a expensas de las comunidades lealistas son una afrenta a los verdaderos principios del lealismo. Repudiamos y rechazamos como inaceptables y contrarios a los principios lealistas cualquier acción criminal que se alegue que se haya realizado en nuestro nombre o que se haya atribuido a cualquier individuo que reclame ser miembro de una de nuestras organizaciones. Además, declaramos que cualquier participación en actos delictivos de cualquier persona dentro de nuestras organizaciones se considerará como ubicar a esas personas fuera de las membresías. Esto ha sido acordado colectivamente.

No podemos permitir que los delincuentes obstaculicen la transformación, y el terreno en el que se encuentran esas personas ahora, se está reduciendo.

Buscamos hacer una contribución importante a la construcción de una Irlanda del Norte pacífica, estable y próspera, y para apoyar este objetivo tenemos la intención de proporcionar un fuerte liderazgo comunitario e influencia positiva para promover el desarrollo social, económico y político.

Los lealistas deben tener la propiedad y el control de su propio futuro. Ahora es el momento de un lealismo renovado, con un nuevo ímpetu para enfrentar los desafíos futuros.

Queremos ver un futuro mejor para todos en Irlanda del Norte y donde los efectos residuales del conflicto sean reconocidos y abordados de manera reparadora.

Debemos formar nuestro propio destino y, con la cooperación de otros, garantizar que las comunidades lealistas estén en el centro de la paz y la transformación política de Irlanda del Norte.

No hay comentarios: