MATERIAL SOBRE EL ALZAMIENTO DE PASCUA DE 1916


"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


martes, 18 de abril de 2017

Mensaje de Pascua de la RNU - 2017

Desde ''El Norte de Irlanda'' pedimos a los lectores una especial atención a este comunicado de Pascua, tal vez su alcance sea más importante de lo que se pueda presuponer, y el cambio de estrategia afecte a otras siglas cercanas a la RNU (eso sólo el tiempo lo dirá), de momento, consideramos interesante la reflexión, desde un partido golpeado, con un descenso de militancia, con su líder en Belfast, Carl Reilly y su líder en Derry Tony Taylor, encarcelados en Maghaberry, y con la convulsión provocada tiempo atrás por la expulsión de uno de sus fundadores Martin Óg Meehan.

'El movimiento republicano está avanzando hacia una agenda del siglo XXI' - Mensaje de Pascua de la RNU 2017

Mensaje de Pascua leido por el ex Prisionero Gary McNally en la conmemoración anual de Na Fianna Éireann, organizada por la RNU.
A chairde, [amigos]

La Pascua es un tiempo para la reflexión.

En los últimos años la RNU y la familia republicana más amplia se han reunido en este lugar para conmemorar a cuatro jóvenes Fians y a todos aquellos que persiguieron la república y perdieron sus vidas en el proceso. El único monumento apropiado para ellos es la erección de una Irlanda libre de cualquier impedimento externo. Es un placer darles la bienvenida a todos aquí hoy en Ardoyne, cuando nos reunimos una vez más para recordar a los 4 jóvenes Fians que se zambullieron en bearna baoil para defender a su comunidad y defender la república. Con gran energía, compromiso y dedicación, Bernard Fox, David McAuley, Joseph McComiskey, Josh Campbell y miles de otros reaccionaron a la situación en el terreno en los 6 condados en ese momento. Vieron lo que estaba sucediendo fuera de sus puertas y actuaron. Su sacrificio continuará inspirando generación tras generación de buscadores de libertad.

Los republicanos de esta generación deben encontrar inspiración en el pasado. Debemos aprender las lecciones de la historia - mirar hacia atrás en los errores y los éxitos. Pero también debemos tallar nuestra propia identidad y diseñar nuestra propia contribución a la lucha republicana. Esto debe contener sustancia y ser significativo. La retórica y los clichés no nos sostendrán. Los eslóganes de larga data no impulsarán el desarrollo político frente a un cambio político. Las generaciones anteriores de activistas republicanos no huyeron de su responsabilidad. No se apartaron de la responsabilidad de llevar la lucha republicana en línea con su tiempo. No se resistieron a su responsabilidad de hacer su propia impronta sobre el republicanismo irlandés. Amigos, como estos cuatro jóvenes, no debemos eludir nuestra responsabilidad.

El centenario ha pasado - lo hemos conmemorado lo mejor que hemos podido, con los escasos recursos que tenemos. Un reconocimiento enorme debe extenderse a todos aquellos que jugaron un papel. La Pascua es un tiempo para la reflexión, y debemos reflexionar sobre nuestros logros y también sobre las oportunidades perdidas. La posibilidad de unidad de propósito entre todos los republicanos para conmemorar el levantamiento no fue tomada y debemos comenzar a rectificar ese flagrante error. Debemos reflexionar sobre los últimos acontecimientos en Stormont y comunicar efectivamente al pueblo irlandés por qué el sistema sigue tropezando de crisis en crisis.

Is cáisc am le haghaidh machnaimh [La pascua es tiempo de reflexión]

La negación de derechos - derechos culturales, derechos sociales y derechos humanos sigue siendo el sello político de Stormont. 19 años desde el Acuerdo del Viernes Santo y 11 años desde el acuerdo de St. Andrews, a nuestra gente todavía se le niega sus derechos, ya que la administración política en los 6 condados trata de reducirlos a fichas de negociación y a caladeros de votos poco profundos. Los activistas del idioma irlandés han luchado largo y duro por el reconocimiento de nuestra lengua materna. Han mantenido la promoción de la lengua irlandesa con distinción. En los últimos tiempos, presionaron para una ley de lengua irlandesa para garantizar que cada persona pueda acceder a sus derechos lingüísticos. Esto ha sido negado una y otra vez por una administración que cree que la supresión cultural matará la demanda de autodeterminación nacional.

El movimiento LGBT ha hecho presión para que los derechos matrimoniales aseguren que todos los ciudadanos puedan tener acceso al matrimonio. Esto ha sido negado una y otra vez por una administración que desea mantener prácticas arcaicas sostenidas por un veto antidemocrático.

Los republicanos han presionado por los derechos políticos y humanos para asegurar que los activistas políticos puedan vivir libres de hostigamiento policial, los bárbaros registros con desnudo integral, el movimiento controlado y el aislamiento forzado. Esto ha sido negado una y otra vez porque la administración quiere marginar y aislar cualquier oposición al statu quo. Aquí lo declaramos claramente; Los derechos no son fichas de negociación; No son caladeros de votos para ser expulsados ​​durante las elecciones y no son herramientas para la represión. Son conceptos reales y deben ser entregados, sin embargo, al igual que todas las grandes iniciativas políticas, serán logrados desde abajo.

Hay varias secciones de nuestras comunidades que intentan alcanzar sus derechos y mejorar sus vidas a través de la lucha. Los republicanos deben encontrarse entre ellos. Permanecer en una burbuja aislada separada del mundo real y de las luchas cotidianas no sirve para nada y no avanza en ninguna causa. El proyecto de Stormont ha sido un fracaso desde su creación. Todo lo que tiene para ofrecer es un baluarte entre el pueblo irlandés y la reunificación de Irlanda. Mientras que la participación en las elecciones recientes puede ser mayor que en años anteriores, el resultado será inevitablemente el mismo - Stormont no puede trabajar. Sin embargo, a raíz de estos resultados, los republicanos irlandeses deben pensar seriamente en el futuro y empezar a preguntar cómo podemos realmente desafiar el statu quo.

Is cáisc am le haghaidh machnaimh [La pascua es tiempo de reflexión]

Tenemos pocas oportunidades a lo largo del año para participar en la reflexión. Para cuestionar de dónde hemos venido, dónde estamos y hacia dónde vamos en la lucha por terminar la partición y lograr una Irlanda Unida. La Pascua es una de esas oportunidades. El movimiento republicano ha estado involucrado en un proceso de revaluación seria. Hemos estudiado la lucha de manera holística y hemos examinado detenidamente su trayectoria en las últimas décadas. Hemos deducido que se requiere un replanteamiento estratégico tanto del republicano individual como del republicanismo organizado.

Durante un período prolongado, el movimiento republicano ha estado involucrado en un proceso de debate, discusión y deliberación sobre el futuro de la lucha republicana y, en particular, el futuro de nuestro movimiento. Hemos evaluado nuestras fortalezas y debilidades, hemos hecho un balance de nuestras capacidades y nuestras incapacidades, hemos mirado lo que hacemos bien y lo que hacemos mal, lo hemos medido en contra del clima político actual, la voluntad de la persona promedio en nuestra comunidad y los recientes cambios locales y globales en la arena política.

Reconocemos que debemos avanzar con nuestra gente, no sin ellos y no delante de ellos, o eventualmente avanzarán sin nosotros. Durante demasiado tiempo los republicanos irlandeses hemos permanecido de rodillas, limitados por una incapacidad para modernizar y aceptar la situación sobre el terreno.

No alterando nuestros principios ideológicos, debemos actuar de una manera madura y realista y actuar de acuerdo con la voluntad del pueblo, base de la que el republicanismo se nutre. Los cuatro valientes Fians,por los que nos reunimos aquí a recordar, junto con miles de otros republicanos reaccionaron a la situación sobre el terreno y el clima político en que se encontraron, debemos hacer lo mismo. Tenemos que tener en cuenta las necesidades y los deseos del pueblo irlandés. No hay mérito en intentar representarlos mientras continuamos ignorándolos. Esta debe ser la antítesis del republicanismo.


El republicanismo ha ofrecido históricamente al pueblo de esta isla una visión de autodeterminación, libre de las influencias de los poderosos extranjeros, una ideología democrática que busca no sólo un cambio constitucional sino que ofrece la propiedad de Irlanda a todo el pueblo de Irlanda. Los defensores de esta visión han ofrecido la única alternativa viable al imperialismo en los últimos tres siglos, degradar ese status al de un atolladero político o un intento parcial de eliminar la conexión británica sería una denigración de las luchas pasadas y algo regresivo sobre los objetivos del separatismo irlandés. Esto no puede suceder, no vamos a permitir que suceda - nosotros y las generaciones futuras merecen nuestros esfuerzos para ser dirigidos a la construcción de un vehículo creíble, coherente y capaz. Uno que pueda poner fin a la partición y asegurar la soberanía irlandesa.

La integridad de la posición republicana debe ser mantenida por aquellos que la defienden. Esto sólo puede hacerse a través del pensamiento vanguardista, las estrategias orientadas al futuro y los intentos sinceros de avanzar en esa posición. Apegarse a las narraciones transmitidas y seguir buscando emprendimientos fallidos con la esperanza de permanecer relevantes es acelerar la irrelevancia. Caer en la mediocridad creada por esta irrelevancia está minando la integridad de la posición republicana. Los republicanos irlandeses deben tomar decisiones innovadoras, creativas y audaces para mantener esta integridad.

Los republicanos reconocemos que no sólo necesitamos ordenar nuestra casa, sino que debemos comenzar su construcción. Por lo tanto, el movimiento republicano está avanzando con una agenda del siglo XXI. Estamos perfeccionando nuestro mensaje y la estrategia de nuestra propia manera única de articular la disidencia política. Estamos remodelando nuestro alcance y apariencia pública. Este cambio será demasiado para algunas personas. Alguna gente perderá su asiento en el tablero, muchos lo han hecho ya. No somos elitistas republicanos, pero no permitiremos que nadie socave la integridad o la trayectoria de una base republicana rejuvenecida. Los republicanos lo han demostrado en los últimos tiempos.

Los republicanos irlandeses deben proporcionar una visión coherente del futuro, cómo será una Irlanda Unida, cómo beneficiará al pueblo irlandés en su conjunto y cómo podemos lograrla. La ventana de oportunidad se ha reducido por los últimos resultados electorales. Los republicanos deben comenzar el cambio y ampliar la ventana. Existe una oportunidad, aunque pequeña, para que los republicanos se unan y aseguren que nuestra visión del futuro entre en el debate nacional.

Apelo a cada uno de vosotros aquí hoy, para ir desde aquí y pensar en nuestro mensaje. Pensar en la posición republicana en el contexto local y global. Pensar en la mejor manera de avanzar en esa posición de acuerdo con las realidades políticas actuales.

La Pascua es un tiempo para la reflexión y las oportunidades son para aquellos que las aprovechan.

Beir bua.

Mensaje original de la RNU en inglés.

2 comentarios:

Loam dijo...

Un interesante post para cualquiera que quiera conocer un poco mejor la realidad norirlandesa.

Beirigi bua

Alias dijo...

Me alegra ver que te ha resultado interesante, un saludo.