"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM

NO AL SECTARISMO NI AL LEALISMO PARAMILITAR EN BENIDORM
PINCHAD EN LA IMAGEN PARA VER EL CONTENIDO

domingo, 17 de agosto de 2014

Cogús informa de nuevas vulneraciones de Derechos en Maghaberry

Desde Cogús informan de los siguiente; la semana pasada, el departamento de prisioneros de guerra Cogús se enteró de el prisionero de guerra de Roe 3 Danny McClean se rompió el brazo mientras jugaba un partido de fútbol en el patio de la prisión de Maghaberry. Cogús fue informado de que Danny podría ser sacado de la prisión a un hospital, donde iba a someterse a una evaluación para considerar si el brazo estaba roto.

Sin embargo, antes de que Danny fuese trasladado a un hospital, los funcionarios de prisiones (tornillos en jerga) según Cogús, le metieron en una celda en la que a la fuerza le registraron. Durante la búsqueda, obligaron a colocar a la espalda el brazo fracturado lo que provocó a Danny dolor físico extremo y malestar.

Según continúan desde Cogús, durante la evaluación en el hospital, Danny fue esposado cruelmente, esto le causó más molestias y se realizó una evaluación extremadamente difícil debido a que Danny no tenía completa la gama de movimiento de su brazo.

Después de confirmar que el brazo estaba roto, fue trasladaado de nuevo a la prisión, donde una vez más fue sometido a un cacheo con desnudo forzado completo. Los tornillos, que eran muy conscientes de que su brazo estaba roto, en repetidas ocasiones obligaron a colocarlo a la espalda causando más daño.

Más adelante en la semana, Cogús fueron informados de que a la víctima reciente de un ataque al corazón, Tá McWilliams, se le negó su medicación. Tá recibe una prescripción mensual que se ve obligado a tomar a diario debido a la severidad del ataque cardíaco de hace sólo unos pocos meses.

Sin embargo, el viernes pasado el personal de la prisión se negó a permitir que se administrara medicamentos a Tá. Esto significa, según afirman desde Cogús, que el prisionero de guerra estuvo sin su medicación diaria durante tres días y no recibió ninguna ayuda en absoluto.

Esa es la misma negligencia por parte del personal penitenciario, que vio a Tá dejado en su celda durante un número de horas después de haber tenido un ataque al corazón, se negaron a trasladarlo al hospital mientras le daban analgésicos débiles para adormecer el dolor de un ataque al corazón.

Según Cogús, la brutalidad y negligencia del personal penitenciario en Maghaberry va en aumento, al igual que su falta de rendición de cuentas. Cogús a los grupos de derechos humanos y grupos progresistas a hacer todo en su mano para presionar a la administración penitenciaria para garantizar que los prisioneros de guerra republicanos sean tratados como presos políticos y se les permita vivir libres de la brutalidad que casi se ha convertido en la norma para los republicanos irlandeses en prisiones controladas por los británicos.

No hay comentarios: