MATERIAL SOBRE EL ALZAMIENTO DE PASCUA DE 1916


"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


domingo, 28 de agosto de 2016

Itinerario geológico por el Norte de Irlanda

Ahora que estamos en periodo estival, ahí va esta curiosidad de la mano de Crónicas de  un Amonite:

Los que me conocen saben que uno de mis grandes hobbies es hacer senderismo. Me encanta hacer turismo geológico y disfruto elaborando previamente mis rutas. Así que he decidido compartir con vosotros esta preciosa ruta, que espero que disfrutéis tanto como yo o más si cabe, una propuesta de itinerario geológico/natural/turístico por etapas (3-4 días de duración), centrado en el vulcanismo terciario de la costa noroeste irlandesa, concretamente la formación geológica conocida como Giant’s Causeway y con la posibilidad de disfrutar de otros atractivos turísticos y naturales a su alrededor.

Introducción

La costa de Causeway, se compone de una serie de bahías y promontorios a lo largo de 6 km de costa al noreste de Irlanda del Norte. Giant’s Causeway (o la Calzada de los Gigantes) descansa al final de la meseta de Antrim (la mayor meseta de lava de Europa), entre el cabo de Causeway y el cabo de Benbane, a unos 40 km al noreste de Londonderry. Los promontorios consisten en materiales resistentes a la erosión, en concreto columnas de basalto. Hay aproximadamente 40.000 de estos pilares de roca, saliendo de forma escalonada desde las paredes de los acantilados, de 100 metros de altura, hacia el mar.









fig1b.jpg
Figura 1: Imagen de Google Earth de la zona que abarca el itinerario propuesto.

Contexto geológico
La apertura del Atlántico norte, un proceso que sigue hoy día, fue acompañada de una extensa actividad volcánica. Escenas similares a las presentes actualmente en Islandia, produjeron una gran meseta basáltica, los restos erosionados de la cual dominan en Antrim y en partes de Londonderry. Sucesivos flujos de lava cubrieron el terreno, a veces produciendo paisajes dramáticos como los de Giant’s Causeway, mientras algunos cuerpos fundidos no llegaron a alcanzar la superficie, pero han sido expuestos tras la subsiguiente erosión.
Esta intensa actividad volcánica fue acompañada y seguida por frecuentes desplazamientos relativos del nivel del terreno. Este sistema de fallas, a menudo reactivando accidentes mucho más antiguos, ha producido una serie características: un sistema de fallas de gran escala sobre el área central de Irlanda del Norte resultando en una cuenca, hoy ocupada por el lago Neagh. En otras partes, el sistema de fallas ha traído a menudo rocas de diferentes edades hasta niveles similares, por lo que el paisaje de acantilados de la costa norte muestra drásticas transiciones laterales de basalto (colores oscuros) a calizas (colores claros).

Datos geológicos del lugar

La costa de Causeway presenta una disposición sin igual de formaciones geológicas. Estas evidencias sugieren que Giant’s Causeway se formó como consecuencia de un largo período de actividad ígnea durante el Terciario, concretamente el Paleógeno, unos 62/65 millones de años atrás, cuando basalto fundido atravesó mediante grietas las rocas carbonatadas anteriores, formando lo que se conoce hoy en día como la extensa meseta de Antrim. El interés geológico y paisajístico proviene de los afloramientos de las capas terciarias, fácilmente observables en las paredes de los acantilados, la variedad de estructuras y colores, y las diferencias en sus patrones de erosión.
Se dieron lugar varios períodos de actividad volcánica que resultaron en una serie de flujos de lava, dando lugar con el paso del tiempo geológico a las formaciones conocidas como los Basaltos Inferiores, Capa Inter-basáltica y Basaltos Superiores.

Los Basaltos Inferiores son una serie de complejos flujos ricos en olivino, cada uno de unos 7 m de grosor promedio. Típicamente, los flujos consisten en una fina capa vesicular basal, una capa media compacta y una gruesa capa vesicular a techo. La carretera desde el Centro de Visitantes hacia el Gran Causeway pasa a través de estos basaltos (Figura 2).

La Capa Inferior Inter-basáltica se formó por la meteorización profunda de la zona de techo del Basalto Inferior, posiblemente ayudada por la circulación de aguas subterráneas calientes, hasta producir un grosor total de unos 15 m de material meteorizado. Esta descomposición se ha traducido en una mezcla de material laterítico ferruginoso, predominantemente de color rojo y rico en hierro y aluminio, y una marga gris / verde más rica en sílice (Figura 3). Dentro de la capa Inter-basáltica es posible encontrar in situ, nódulos redondeados de bloques de basalto parcialmente erosionados (conocidos localmente como Ojos de Gigantes).

Este estrato rojizo entre las capas de basaltos evidencia, por tanto, que entre las intrusiones de lava se produjeron momentos de calma, favoreciendo la meteorización de los materiales previos.

La formación de la Capa Inter-basáltica fue acompañada de una significante erosión fluvial hasta producir una extensa red de drenaje, a veces profundos valles. Fue dentro de uno de estos valles por donde fluyó la lava de los Basaltos Intermedios, que en última instancia fueron expuestos millones de años después como la Calzada de los Gigantes.

El área de la Calzada debió de situarse pues en una región sub-tropical en el momento de su formación, en una latitud similar a la del norte de España, experimentando condiciones de calor y humedad. Esto se debe al movimiento de la corteza terrestre en las placas tectónicas. Este lento movimiento, con el paso de millones de años, puede resultar en un desplazamiento de miles de kilómetros.
















Los Basaltos Intermedios son series de lavas toleíticas (pobres en olivino), cuyo grosor medio individual es de 18 m, y todas juntas pueden superar los 150 m. Sin embargo, el rasgo más llamativo de estos basaltos son las distintas características estructurales que presentan los flujos individualmente, en los que cada secuencia de lava comprende una “columnata” de columnas verticales regulares, coronadas por un entablamiento de columnas más estrechas e irregulares, a menudo curvas.












Figura 5: El mismo flujo, de cerca, donde se observa claramente la columnata de basalto. Fuente propia. 
















Las columnas basálticas son mayoritariamente hexagonales, de 45 cm de diámetro medio, y pueden llegar a medir hasta 25 metros de altura. Este patrón columnar se forma como resultado de la cristalización del flujo homogéneo en condiciones de enfriamiento lento. Esto suele ocurrir cuando el espesor de la colada de lava es elevado o bien cuando rellena una depresión, por ejemplo un valle fluvial (como sucedió en el caso que nos ocupa).




















La línea de costa está también cortada por diques de olivino y toleíticos.

Otros datos destacables

Documentada por primera vez en 1693, la formación Giant’s Causeway ha sido intensamente estudiada por los geólogos. La formación y sus alrededores fueron cedidos en 1961 a la National Trust (organización británica que promueve la preservación de maravillas naturales y arquitectónicas). Debido a su historia geológica única y su excepcional belleza natural, Giant’s Causeway, junto a su costa (Causeway Coast), fue incluido como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1986.

Estos flujos de lava terciarios son comparables a otros en Escocia (isla de Staffa), los cuales son parte del mismo flujo de lava que comenzó en Antrim, así como en otros países. Las columnas de basalto de Giant’s Causeway, sin embargo, se considera que no tienen rival, por la regularidad de sus columnas, la elevada proporción de columnas hexagonales y su excepcional tipo de unión. Además, los acantilados de la costa de Causeway desempeñan un ejemplo excepcional de suelos lateríticos (paleosuelos), testimonios del antiguo clima tropical en el área.

El nombre de Giant’s Causeway deriva del folklore local, y es que según una leyenda, fue construida por gigantes, en concreto por Fionn MacCumhaill (Finn MacCool). Cuenta la leyenda que Finn puso las gigantescas columnas en el océano para crear una calzada hasta la isla escocesa de Staffa y así poder competir contra su rival, el gigante Benandonner, pero al darse cuenta que éste era de mayor tamaño se escondió y consiguió salir del apuro gracias a la astucia de su esposa.

Naturaleza               
                   
La costa norte irlandesa, con su excepcional geología y clima, destaca también por su botánica, con flores silvestres adaptadas a este tipo de condiciones.
Se han registrado doscientas especies de plantas incluyendo costeras, de acantilado, pastizales, matorrales, brezales y de pantano. Se han observado plantas raras o inusuales en los acantilados y cerca de las formaciones rocosas. Algunas de las especies más notables son red broomrape (Orobanche alba), helecho marino (Asplenium marinum), planta ostra (Mertensia marítima), trébol (Trifolium arvense), cebolla albarrana (Scilla Verna), festuca o castañuela azul (Festuca glauca) y orquídea de la rana o Coeloglossum viride. También el geranio de prado (Geranium pratense), conocido localmente como “la flor azul de Dunluce”, sólo crece a lo largo del tramo de costa entre Dunluce Castle y Ballintoy.
Se trata de una zona de especial interés también para la observación de aves, y es que en verano aves marinas anidan y se reproducen a lo largo de este tramo de la costa. Se han identificado alrededor de cincuenta especies autóctonas y treinta migratorias, incluyendo especies de las familias de las alcas (Alcidae) y los cormorantes (Phalacrocoracidae). Se han observado anidar halcones pelegrinos. Los preteles (familia Procellariidae), el comorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), el alca común (Alca torda), el archibebe (Tringa totanus) y el arao aliblanco (Cepphus grylle), son autóctonos.

Itinerario propuesto

ETAPA 1: GIANT’S CAUSEWAY – BUSHMILLS

Importante llevar un buen calzado y chubasquero, ya que tan pronto cae una tormenta, como sale un sol despampanante.
Desde el aparcamiento se puede llegar libremente a la costa. El sitio ofrece buen acceso y distintos caminos a tomar en función de las necesidades de los visitantes. Paradas importantes: la estructura de meteorización de esferoidal en “piel de cebolla” de los Basaltos Inferiores (de camino desde el centro de visitantes al miembro Giant’s Causeway), en la misma carretera, la Capa roja inter-basáltica, el propio Giant’s Causeway, las Chimeneas (una serie de columnas aisladas de los acantilados por erosión), el Órgano (60 columnas regulares de 12 m de altura de basaltos), y el Hamilton’s Seat (miador).




Como se ha comentado anteriormente, la Calzada está envuelta en mitos y leyendas. En la visita podemos intentar encontrar también algunas de las rocas con formas familiares como los Ojos del Gigante, su Bota, el Camello (de hecho se trata de un dique basáltico), etc.


















La visita se puede hacer en un par de horas, aunque para disfrutar de la geología, del paisaje y de la magia del lugar recomiendo pasar allí la mañana y parar a comer un bocadillo en alguno de los tantos rincones con encanto.
Por la tarde, después de tanta geología, se puede ir al pueblo de Bushmills y visitar su famosa destilería de whisky, la destilería en funcionamiento más antigua de Irlanda (1608) y la única que hace whisky de malta de triple destilación. La visita guiada del proceso de elaboración no tiene desperdicio y para terminar te permiten catar algunas de las variedades que fabrican.
Si tenemos la suerte de alojarnos cerca de la Calzada de los Gigantes, aconsejo 100% volver a la playa de columnas de basalto para observar la puesta de sol. Ha sido uno de los momentos más mágicos de los que he podido disfrutar hasta ahora.









IMG_7553-65.jpg
Figura 11: Vista nocturna de la costa de Giant’s Causeway. Fuente propia.
ETAPA 2: RUTA EN BICICLETA HASTA CARRICK-A-REDE ROPE BRIDGE
La ruta en bicicleta desde Giant´s Causeway hasta el puente de Carrick-a-Rede Rope por el camino de la costa es de aproximadamente 16 km y se puede hacer, incluidas las paradas, en una mañana. Los paisajes que encontraremos son un regalo para la vista. El camino está comprendido por azules horizontes sin fin junto con exuberantes pastos verdes y lugares en los que merece la pena hacer una parada para apreciarlos detenidamente. Algunos de los lugares de interés se listan a continuación.









ruta.jpg
Figura 12: Ruta en bicicleta hasta Carrick-a-Rede. (Modificado de Google Maps)

1)    A 5 km al este de la Calzada, podemos contemplar las ruinas del castillo de Dunseverick (500 a.c.) desde la misma carretera.
2)    Un poco más lejos, a unos 9 km de la Calzada, a lo largo de la línea de costa, encontramos Portbraddan Village, con apenas unas cuantas casas, es una de las villas más tranquilas y pintorescas de la zona. En ella podemos visitar la iglesia de St. Gobbans, con 3 x 1,4 m, considerada la más pequeña de Irlanda, así como la preciosa playa blanca de Whitepark Bay.
3)    Si seguimos el camino, a aproximadamente 1 km del puente de Carrick-a-Rede, toparemos con el pequeño puerto pesquero de Ballintoy, con una serie de pequeñas tiendas con mucho encanto y dos iglesias. Cerca de Ballintoy encontramos algunos paisajes sobrecogedores a lo largo de la costa, tanto es así que han servido de escenario de rodaje para la popular serie de televisión Juego de Tronos (en el puerto de Ballintoy se rodaron escenas de Pyke, en las Islas del Hierro).
4)    Finalmente llegamos a Carrik-a-Rede Rope Bridge (que también fue escenario de la famosa serie, como Bastión de Tormentas), a través de un corto sendero costero. En el camino hay maravillosos lugares estratégicos para parar y disfrutar de la belleza natural del lugar. La geología, la flora y la fauna (aves), le han otorgado el reconocimiento como un área de especial interés científico. Al cruzar el puente, estamos caminando sobre la boca de un antiguo volcán!
Tradicionalmente, los pescadores levantaron el puente a la isla de Carrick-a-Rede sobre un abismo de 23 m de profundidad y 20 metros de ancho, para comprobar sus redes para salmones. Originalmente constaba de un solo carril de cuerda para sujetarse.









2015-09-08 Carrick-a-Rede & Bushmills (6).jpg
Figura 13: Puente de Carrick-a-Rede, cruzando la boca de un antiguo volcán. Fuente propia.

En función de las condiciones físicas del grupo, en vez de ir en bicicleta también se puede llegar en transporte público. Además alrededor de la zona de la Calzada se pueden hacer un gran número de distintas rutas. En la Guía Oficial se pueden encontrar preciosos itinerarios a pie.
ETAPA 3: DUNLUCE CASTLE – RESERVA NATURAL DE PORTRUSH
Las ruinas del castillo de Dunluce, rodeadas de un paisaje que quita el aliento, son el testimonio de una larga y tumultuosa historia. El primer castillo fue construido sobre el año 1500. En el siglo 17, fue la sede de los condes de Antrim y vio el establecimiento de una pequeña ciudad. Los visitantes pueden explorar los resultados de las excavaciones arqueológicas en las calles adoquinadas y las casas de piedra de los comerciantes.
La costa rocosa acoge a una rica vida marina. Por debajo del castillo se pueden apreciar rocas, arrecifes y cuevas marinas. Los mares de la Costa Norte son un punto de encuentro de frías aguas árticas y cálidas aguas sureñas, dando lugar a un único rango de especies.









IMG_7590-68.jpg
Figura 14: Dunluce Castle. Fuente propia.
La Reserva Natural Nacional de Portrush comprende un pequeño tramo de línea de costa, pero importante por sus inusuales formaciones rocosas.
La línea de costa fue centro de un gran debate a mediados del 1700, entre Vulcanistas y Neptunistas, sobre el origen del basalto. No fue hasta 1795, que Hutton de Edinburgo probó que rocas volcánicas forzaron su paso entre dos capas de rocas sedimentarias y las “hornearon” hasta parecer basaltos. Las rocas en Portrush son de hecho esquistos liásicos, y los moldes de fósiles, en especial de amonites, permiten datar la roca en 150 millones de años más antiguas que los basaltos.









2015-09-09 Dunluce Castle & Portrush (32)
Figura 15: Esquema geológico del subsuelo en la costa de Portrush. Fuente: Northern Ireland Environment Agency.

El Cabo de Ranmore, es un majestuoso promontorio que acoge a Portrush y que permite disfrutar de magníficas vistas, así como ejerce también de sitio estratégico para la observación de aves y otros animales como focas grises y marsopas. En términos geológicos, Ranmore presenta un interés considerable y ha sido clasificado como un Área de Especial Interés Científico. Conocido como el sill de Portrush, está formado por rocas volcánicas llamadas doleritas y está encajado en las capas de esquistos fosilíferos.









2015-09-09 Dunluce Castle & Portrush (47).JPG
Figura 16: Cabo Ranmore, en Portrush, formado por un sill volcánico dolerítico. Fuente propia.
Espero que la ruta os haya inspirado y decidáis visitar la zona algún día, serán sin duda unas buenas vacaciones.
Fuentes
Websites:
Documentos:

No hay comentarios: